lunes, 16 de marzo de 2009

CAPÍTULO 3: LLEGADA A FALDON REST (7ª parte)

La cena comenzó con alivio para la mayoría puesto que tenían hambre.

- Los viajes siempre me abren el apetito – dijo Vera mientras alcanzaba un muslo de pollo de una bandeja.

- ¿Y a quién no? – preguntó Bridget apartando un poco de ensalada de maíz.

Ambas miraron a Akane, pero ésta no las vio, también tenía hambre y estaba entretenida con una salchicha envuelta en bacon.

- ¿Qué tal el verano Vera? – preguntó Bridget.

- Genial, no me costó convencer a James para que me ayudase con el Quidditch. ¿Y a ti? ¿Entrenaste con el arco?

- No todo lo que debía. Reconozco que me he relajado mucho este verano – contestó -. ¿Y tú Nadine? ¿practicas algún deporte?

Nadine levantó la cabeza y tragando con rapidez contestó:

- Yo practico triatlón. Nunca he participado en los campeonatos, pero este año voy a intentarlo.

- ¿Por qué este año? – interrogó Akane.

- No lo sé – respondió tímidamente – siento que debo hacerlo, eso es todo.

- Yo no practico ningún deporte – dijo Akane

- ¿Por qué? – preguntaron Bridget y Vera al unísono.

- Porque no quiero – y siguió cenando distraídamente mientras pensaba que si no fuese por la nueva su habitación este año sería una jaula de cotorras.

Bridget sintió el pensamiento irreverente de Akane y mientras alzaba una ceja en señal de desaprobación notó melancolía en Nadine, “¿por qué?” y se propuso averiguarlo. Nadine describió brevemente Kirisbridge, la tristeza que le provocaba hablar de ello invadió la mente de Bridget y no la alentó a hablar más del tema.

Cuando se sobrepuso Nadine preguntó por los profesores.

- El profesor Pattinson es el mejor, no es porque sea nuestro jefe – dijo Vera -, pero es el mejor; Lola Rappelson está completamente ida.

- Yo creo que este verano se debe haber fumado un huerto entero de plantas – dijo Akane – ¿no habéis notado como huele a verde cuando pasas por su lado?


- No – contestó una Vera un poco sorprendida, todo el mundo en el colegio sabía de los gustos de la profesora Rappelson, pero no hablaban abiertamente de ello.

Bridget sonrió porque notó como Akane se relajaba poco a poco. Ella habló de Xera Finch y de Brian Manson, intentó disimular un poco la devoción por sus dos profesores favoritos, pero su voz no lo disimulaba.

Nadine habló de su padre y les advirtió que era muy estricto con su asignatura pero que se le conquistaba si se demostraba interés en la materia que impartía.

Después de que terminase la cena los alumnos subieron a las habitaciones mientras los profesores se reunían en su sala para hablar.

Vera preparó los libros y el equipo para las pruebas de Quidditch, estaba tan emocionada que no sabía si dormiría. Akane se desvistió dejándolo todo tirado, se puso el pijama y en cuanto se metió en la cama se quedó dormida. Comenzó a roncar ruidosamente y a Vera se le pusieron los ojos como platos “¡madre mía!, no ronca, ¡succiona! ¿cómo diablos voy a dormir?”

Nadine vio la cara de espanto de Vera y la compadeció, la verdad es que Akane roncaba mucho, se preguntaba qué ocurriría si durmiese en el bosque “espantaría a todo ser viviente, seguro”. Buscó a Bridget para ver la reacción que le provocaban a ella los ronquidos pero no la encontró “¿dónde estará?”.

2 comentarios:

Ahola dijo...

Ja, ja, ja... Estas chicas dan mucho juego¡¡¡!!!

Nadine Hardis dijo...

Es que somos muy juguetonas!!
jajaja