viernes, 4 de diciembre de 2009

CAPÍTULO 14: PACTOS (7ª parte)

En el vestuario los momentos previos al partido transcurrían sin nervios, incluso Julian estaba tranquilo sin embargo, en las gradas, el ambiente estaba caldeado. El estadio estaba lleno con los colores de las dos casas. El profesor Seeley Abott, que actuaba de árbitro, dudaba que sus tímpanos pudiesen soportar tanto ruido.

- ¡Vera aquí! – gritó Bridget haciendo señas a Vera hacia el sitio que le habían reservado.

Sonó el pitido del comienzo del partido y Mya y Eddy volaron rápidamente hacia la snitch. El profesor soltó las Bludgers y por último la Quaffle. Adam Cole cogió la Quaffle de inmediato y Julian, con la emoción del partido no paraba de moverse distrayendo a Oliver que no paraba de dar instrucciones desde los aros. El partido estaba siendo muy reñido e igualado. Las bludgers chocaban contra los jugadores haciéndoles perder el equilibrio, los gritos de los dos porteros colocando a los jugadores se confundían con los gritos de ánimo de las gradas.

Entre tanto ruido Mya y Eddy luchaban por alcanzar la snitch.

- ¡Cuidado Julian! – gritó Roger.

Una de las bludger golpeó a Julian que cayó sin sentido.

- ¡Uno menos! – jaleó Roland.

- ¡T-R-A-M-P-O-S-O! – gritó Vera.

- Calma Vera – pidió Percy.

- ¡Cálmate tú soso!- le contestó Akane.

James pudo coger la Quaffle que había soltado Julian antes de caer.

- ¡Mierda! ¡Tom, Mike escoltadme! – gritó James con furia mientras avanzaba hacia la portería.

La fuerza y la rabia de James avanzando con furia hacia la portería de Weed estaba siendo acompañada por sus golpeadores, y en pocos segundos se posicionó delante de la portería de Weed, frenó medio segundo y, cogiendo impulso, lanzó la Quaffle temiendo que se desviase la pelota, pero antes de que Lourdes pudiera alcanzar la pelota, Roger apareció y, con un leve toque, logró que la pelota entrara por uno de los aros. El profesor Abott pitó fuertemente dando por bueno el tanto y la grada vitoreó el tanto haciendo la ola.

Weed sacó rápidamente para poder igualar el tanteo. Mientras, Mya y Eddy seguían su lucha particular por la snitch.

Oliver comenzó a gritar ya que todo su equipo aún seguía celebrando el tanto de Roger y le habían dejado sólo en la portería, Adam y Thalie iban pasándose la Quaffle rápidamente y, de repente, los dos se quedaron delante del Oliver, Adam quería ser el que la lanzará.

- Te la vas a comer enterita Wood – gritó Adam.

- ¡Lánzala ya y no te pongas nervioso como la última vez! Gritó Oliver entre risas.

- Como quieras – contestó Adam – tu equipo y tú sois unos perdedores –y lanzó la pelota.

1 comentario:

Ahola dijo...

Uhhhh¡¡¡¡!!!! Eso, eso, metiendo el dedo en la llaga...