miércoles, 13 de enero de 2010

CAPÍTULO 16: Silencio y Muerte (4ª parte)

La llegada a Faldon fue tranquila. En la entrada estaban Billy y Charlie, como siempre esperando y los delegados dirigían a los grupos de cada casa. Pero esta vez no había alegría. La muerte de Harry en Navidad, seguía presente en la memoria de todos. Después de dejar el equipaje en las habitaciones, todos los alumnos bajaron al salón principal para recibir la bienvenida del director.

Cuando Bridget entró en el salón, junto a sus hermanos, todo el mundo se quedó mirándola fijamente. Sabían que se encontraba cerca del lugar en el que habían matado a Harry y estaban prácticamente seguros que lo había visto morir, incluso algunos creían que había tenido algo que ver con ello, y todo porque Hachan y Bud Lote no habían acabado también con ella.

- Me voy con las chicas, gracias chicos, estaré bien – dijo Bridget a sus hermanos visiblemente preocupados.

- ¡Bridget, aquí! – exclamó Akane levantando la mano para que la viera.

- ¿Cómo te encuentras? – preguntó Nadine en un susurro. Todo el mundo las miraba.

- No muy bien, te sentimos Bridget así que no hace falta que nos lo digas– aclaró Vera.

- Lo siento, pero no puedo remediarlo – se disculpó Bridget.

- Tranquila, estaremos contigo – la animó Nadine.

- Gracias, pero quiero estar sola. Este fin de semana iré con mi tía Avelina – dijo Bridget.

- ¿De verdad no quieres que te acompañemos? – preguntó Vera.

- No, necesito estar sola, de verdad. En mi casa, con mis hermanos, no he podido reflexionar sobre lo sucedido – confesó Bridget -. Necesito pensar.

- De acuerdo, pero sabes donde encontrarnos ¿verdad? – pidió Akane.

- Bueno - comenzó Bridget intentando cambiar de tema - ¿y vosotras cómo lo lleváis con vuestros chicos? – preguntó mirando a Vera y Nadine.

- Yo bien – relató Vera con cierta sensación de culpabilidad -, estas Navidades he podido ver más a Oliver con la excusa del Quidditch. He pasado bastante tiempo con él.

- ¿Aún no sospecha nada tu hermano? – interrogó Akane -. ¿Está ciego?

- Sólo nos ve como buenos amigos - susurró Vera -. No quiero ni pensar lo que haría si se enterase. ¿Y tú Nadine?

- No he tenido tu suerte Vera, no nos hemos podido ver, pero sí hemos mantenido contacto, hemos quedado después.

De repente el director apareció.

- Silencio chicos – pidió el Sr Kingsley

Los alumnos se callaron a la espera de las palabras del director.

2 comentarios:

kenshin dijo...

esperando el discurso del director... seguid asi ;D

Ahola dijo...

Siiiiiii, silencio.... va ha hablar la "voz"¡¡!!!