viernes, 19 de febrero de 2010

CAPITULO 18: Vigila y recluta (10ª parte)

Oliver tenía cara de asombro.

- ¿Por qué dices eso? Sé que lo mío es una teoría, pero tú pareces muy segura.

- ¿Tú crees? – contestó nerviosamente.

- ¿Qué ocurre Vera? – preguntó Oliver totalmente extrañado.

- Esto… - Vera paró a pensar - …no, no es posible – dijo para sí misma.

- Tú me ocultas algo – la acusó Oliver suavemente.

- Es algo sobre mí – respondió Vera algo avergonzada -. No lo sabe prácticamente nadie – e hizo una pausa para inspirar, pero no habló.

- ¿Qué te ocurre? – preguntó el chico alarmado.

- Yo… yo tengo un poder. Puedo escuchar muchas cosas y desde muy lejos. A kilómetros.

El chico alzó las cejas por la sorpresa. Vera no habló para que lo asimilase. Después de un interminable minuto Oliver bajó las cejas y habló.

- ¿En serio?

Vera asintió para afirmar su confesión.

- ¿Desde cuando?

- Desde siempre. ¿No te has fijado algunas mañanas en mis ojeras? Me cuesta mucho descansar. Los ruidos me desvelan continuamente. Tengo que concentrarme mucho para poder descansar.

- Ahora entiendo – dijo Oliver.

- ¿Qué entiendes?

- Muchas cosas. Pero, lo que no me cabe en la cabeza es ¿por qué os atacan a vosotras cuatro?

- No lo sé pero… supongo que… no, no puedo contarlo.

- ¿Por qué? – se detuvo a pensar -. ¡Ellas también tienen poderes!

- Oliver habla más bajo – pidió Vera mirando a todos lados.

- ¿Qué hacen? – inquirió con curiosidad. Al ver que Vera no hablaba habló con suavidad -. No se lo diré a nadie, de verdad.

- Bueno, pero no se lo digas a nadie, ni siquiera a James.

- ¡Vaya! Sí que es un secreto.

- Bridget es empática y Nadine domina la naturaleza.

- Por eso siempre está en el bosque – sentenció Oliver.

El silencio se apoderó de los dos. Vera no era capaz de mirar a Oliver a la cara. No estaba segura de querer saber lo que estaba pensando. Finalmente, el capitán de Quidditch de Nidelty habló.

- ¿Quién os considera una amenaza para atacaros?

- No lo sé, pero creo que tiene que ver con unos ruidos extraños y unas conversaciones que no he logrado entender. Creo que hay algún espía de Saumort infiltrado en Faldon.

Oliver se acercó a Vera y la rodeó con un brazo.

- No te preocupes, no permitiré que te pase nada.

De repente, la puerta del aula se abrió. Era Alan Knightley, y parecía preocupado.

2 comentarios:

Ahola dijo...

Hay Dios¡¡¡!!!!! Estara bien Akane??¿?¿¿¿

kenshin dijo...

un infiltrado... mmm...