miércoles, 7 de abril de 2010

CAPITULO 20: Armándose ( 4ª Parte)

Alan y Edward decidieron poner un poco de orden y fueron a separar a Bridget y Oliver de aquel desconocido. Alan agarró con un brazo a Bridget por la cintura, separándola de la pelea mientras enganchaba por el cuello de la camiseta a Oliver y lo empujaba hacia atrás. Edward, fuerte como el mármol, inmovilizo al chico agarrándole con solo dos dedos de la garganta, a la altura de la mandíbula.

- ¿Quien eres? – le preguntó con absoluta frialdad, tanta que su voz carecía de total humanidad.
- Déjame chupasangre o te arrepentirás – gritaba el muchacho intentando escapar – Déjame o …
- ¿O que? - Edward sonreia enseñando sus magnificos y blancos colmillos mientras Nadine le miraba fascinada y “especialmente” emocionada.

Jareth no sabia que responder, intentaba parecer amenazante ante su objetivo pero en el fondo se debatía entre lo moralmente correcto y su deuda mortal con Hachan. Finalmente, les amenazó.

- Salid ahora mismo de esta casa o la próxima vez que volváis no tendré compasión, os estaré esperando y puede que no esté solo.
- Jajaja…No creo que tu situación ahora mismo, sea la mas adecuada para amenazarnos – contesto Alan - ¿sabes?, te vas a venir a dar una vuelta con nosotros y nos vas a contar de qué va todo esto y quién eres.

- Andando… aprendiz de bandido – dijo Edward con sorna mientras le empujaba hacia la puerta de salida.

En ese momento, Jareth se quedó absolutamente rígido con la mirada fija al frente. En segundos, sus ojos se llenaron de negro abismo y su silueta comenzó a vibrar difuminándose hasta desaparecer.

- Pero qué…
- No resultaba amenazante pero esta claro que se sabe algunos trucos para huir …– dijo pensativa Bridget.


Quedaban apenas un par de horas para amanecer así que regresaron al colegio con la piedra y la espada en su poder. Quedaron al día siguiente después de Salud Ambiental para verse, justo a la hora de comer, en el Bosque de los Avatares.

No podían perder más tiempo, tenían que entregar los objetos a la Viajante, Akane McGregor debía volver cuanto antes al mundo mortal, un nuevo ejército de estudiantes estaba a punto de nacer, un ejército clandestino y ella, ya formaba parte de él.

3 comentarios:

kenshin dijo...

a por akane pues...

Ahola dijo...

Un ejercito a punto de nacer, uhhhhhhh.... esto promete¡¡!!!

Ahola dijo...

Un nuevo ejercito de estudiantes, uhhhhh...¡¡¡!!! Esto promete...