miércoles, 14 de abril de 2010

CAPITULO 20: Armándose ( 6ª Parte)

- Exacto pero hay un factor importante para llevar a cabo el ritual – continuo Alan - necesitamos un puerta bidimensional que porte los objetos y no puede ser en cualquier lugar, tiene que ser…

- Tiene que ser en un lugar donde se concentren energías opuestas y poderosas, lugares donde hayan acontecido hechos importantes, del tipo que sean – interrumpio Bridget.

El sol se apagó en el horizonte y la luna llena invadió con su luz inmortal el claro del bosque al que habían llegado. Ese era el sitio, era el medio para el ritual y también donde Harry Miller murió a manos de Hachan La Vey.

Comenzaron a prepararlo todo para conjurar el sabbat y abrir la puerta hacia la otra dimensión.

Una vez colocadas las siete runas en forma de estrella, los cinco estudiantes embadurnaron sus rostros con un ungüento hecho a base de beleño negro, dibujaron una línea oscura que recorría sus caras de arriba abajo. Descalzos, comenzaron a girar en círculo sobre una alfombra natural de hojas de estramonio mientras mascaban raíz de mandrágora.

Después de la primera vuelta comenzaron a rezar el conjuro con seriedad y decision. El Portus Morti era un hechizo tan antiguo como peligroso solo convocado por grandes magos.

Mágicas fuerzas blancas y negras

Atravesando el espacio y la luz

Esté lejos o esté cerca

Los cinco juntos, estando solos, ordenamos

A lo invisible que se nos muestre.

Mientras rotaban alrededor de la estrella Bridget comenzó a recordar la caída mortal de Harry mientras la defendía de las manos sanguinarias de La Vey, cómo luchó hasta la extenuación por salvar sus vidas, porque no acabase allí mismo todo cuanto amaba. Sintió por un momento el aliento dulce de Harry en su oreja, que le susurró un fugaz “te amo”. Alzó la vista y entre lagrimas se percató que Alan estaba pálido y no parpadeaba. Akane había acudido a la llamada del sabbat e intentaba comunicarse desde el otro lado.

2 comentarios:

Ahola dijo...

Vamos... vuelve ya¡¡¡!!!!

kenshin dijo...

heridas reabiertas...