miércoles, 24 de junio de 2009

CAPÍTULO 8: DE ESTA NO TE ESCAPAS (1ª parte)

El domingo amaneció igual de lluvioso que el día anterior. Nadine creía que podría salir al bosque pero su padre le dijo que aún no era seguro y eso, la había enfurruñado bastante. En el desayuno no hablaba. Vera estaba algo cansada al haberse acostado tarde por quedarse hablando con Percy. Bridget no se pudo escapar a las mazmorras para tener un encuentro furtivo con Él. Akane, poco acostumbrada al silencio de sus compañeras rompió el hielo.

- ¿Por qué llegaste tan tarde a la habitación anoche, Vera?

- Me quedé hablando con Percy.

- ¿Es tu novio? – preguntó Akane abiertamente y en voz alta de modo que distrajo de sus pensamientos a Nadine y a Bridget.

- No – contestó Vera entre risas -, sólo es un amigo.

- ¿Seguro? – preguntó Bridget.

- Pues claro que seguro – dijo Vera con énfasis.

Oliver, que se encontraba sentado dos sitios a la derecha de las chicas, escuchó el nombre de Percy y se giró para escuchar mejor la conversación, al comprobar que le preguntaban a Vera. No logró escucharlo todo pero alcanzó a oír la palabra novio y sintió como un chorro de sangre muy caliente le inundaba la cabeza al tiempo que un impulso de pegarle una paliza a Percy lo invadía, así que se levantó de la mesa y fue a por Percy que se encontraba en la entrada de la sala.

- ¿Qué tienes con Vera? – le preguntó a Percy a bocajarro.

- Eso a ti no te importa – contestó Percy sorprendido por la pregunta.

- Os vi ayer por la noche hasta muy tarde.

- Ella me pidió que le ayudara con Tarot – mintió sabiendo que había sido al revés.

- Por tu culpa estará cansada en el entrenamiento de hoy – lo acusó Oliver.

- ¿Seguro que es eso lo que te molesta? – preguntó Percy con media sonrisa al comprobar que su amistad con Vera lo fastidiaba.

- ¿Eso crees? – contestó Oliver fulminándolo con la mirada.

- ¿Por qué preguntas entonces si tengo algo con ella?

- Si sigues diciendo estupideces te ganarás una paliza. Deberías tener un poco más de respeto por el equipo de Quidditch de tu casa.

- Y tú a tu delegado.

Oliver decidió no seguir con la discusión porque habría terminado con un derramamiento de sangre, de sangre de Percy concretamente. Al volver a su sitio sintió como Nadine le rozó al pasar a su lado casi corriendo, había visto por la ventana que Edward se dirigía al bosque y la cólera la invadió “¿por qué él puede y no yo?”.

Akane se acercó a la mesa de Weed para hablar con Alan. Abbie Taylor empezó a burlarse y Akane agarró un tazón con restos de leche y cereales y se lo tiró a la cabeza “¡toma mascarilla!” pensó. Alan se levantó y miró a Akane riéndose por la ocurrencia.

- ¿Querías algo? – preguntó Alan.

- Me preguntaba…

- ¿Sí?

- Te importaría ayudarme hoy con la natación… por favor – continuó Akane tímidamente.

- No, claro que no me importa, pero...

- ¿Pero qué? – preguntó mientras empezaba a arrepentirse de la proposición.

- Si llueve, no podremos – contestó Alan.

- En una hora en el lago – y se largó del comedor.

Vera se fue corriendo detrás de su hermano y, Bridget, al verse sola, aprovechó la situación y se escapó a las mazmorras para encontrarse con Él.

2 comentarios:

Ahola dijo...

Vaya, vaya... estas chicas no pierden el tiempo¡¡¡!!!

Anónimo dijo...

YO QUIERO CHICHAAAAAAAA!!!
QUEREMOS CHICHA!!
QUEREMOS CHICHA!!