viernes, 10 de julio de 2009

CAPÍTULO 8: DE ESTA NO TE ESCAPAS (8ª parte)

Cuando Vera se despertó a la mañana siguiente, procuró no hacer ruido para no despertar a sus compañeras, pero Nadine ya se había ido a su paseo mañanero por el bosque, de todos modos, salió de la habitación despacio para que Akane y Bridget no despertaran. Bajó al salón y se encontró con Chu Li, que estaba sorprendido de ver a una alumna tan pronto en el salón, pero la sorpresa duró dos segundos porque después hizo un gesto para que Vera se sentara.

- Ahora mismo le traigo el desayuno, ¿qué desea ama?

- Café, tostadas y zumo por favor – pidió Vera.

El elfo chasqueó los dedos y delante de ella apareció lo que había pedido.

- ¿Le ocurre algo ama Vera? – preguntó Chu Li educadamente.

- No… bueno, la verdad es que hoy es mi primer partido oficial de Quidditch y estoy nerviosa. Bajé antes para desayunar sola y relajarme.

- Lo hará bien, ya verá – contestó el elfo mientras desaparecía para dejarla sola.

Cuando Vera acabó decidió salir a pasear por el jardín animada por los rayos de sol que se filtraban por los ventanales. Mientras regresaba al salón era capaz de escuchar como su equipo de Quidditch estaba preocupado pues no la veían desayunando con sus compañeras de cuarto. James estaba intentado tranquilizarlos asegurándoles que conocía a su hermana y estaría bien. Vera sonrió, James la conocía bien. Cuando entró en el salón Oliver se dirigió a ella.

- ¿Estás bien? – preguntó preocupado - ¿Dónde estabas? ¿Has desayunado?

- Tranquilo Oliver – contestó Vera poniendo una mano sobre el brazo derecho de Oliver para tranquilizarlo -. Estoy bien, estaba dando un paseo y sí, he desayunado. Hoy madrugué.

Oliver suspiró aliviado y volvió a sentarse con James.

- ¿Lo ves? – comentó James con sorna – deja de preocuparte por mi hermana y piensa más en los golpeadores de Cleaverly. ¿Te has fijado en su brazos? Esos se han pasado el verano haciendo pesas.

Vera se sentó con sus compañeras de cuarto.

- ¿Todo bien? – preguntó Bridget.

- ¿Nerviosa? – dijo Akane.

- Tranquila, ya verás como ganáis – sentenció Nadine -. Lo huelo en el aire.

Las cuatro reían cuando James se acercó a su hermana y la sacó para dirigirse a los vestuarios. Oliver los arengaba y les aconsejaba que tuviesen cuidado con los nuevos jugadores de Cleaverly. Cuando el ruido ensordecedor de los espectadores era tan grande que no podían oírse a ellos mismos, decidieron cambiarse. Claris Pattinson entró en los vestuarios para avisar que ya estaba todo preparado y, con Oliver en primer lugar y Mya en el último todos salieron volando en sus escobas.

1 comentario:

Ahola dijo...

Venga.... Teneis que "machacarlos" y ganar este partido. Animo Vera¡¡¡!!!