miércoles, 8 de julio de 2009

CAPÍTULO 8: DE ESTA NO TE ESCAPAS (7ª parte)

- Sí, pero no quiero pensar ahora en ello. Vamos a comer algo, estarás muerta de hambre.

Durante la cena todo el mundo hablaba de la competición de Triatlón. Ya comenzaban las apuestas y Boromir Tirith era claro vencedor, pero Nadine le seguía de cerca, aún así, ella estaba cabizbaja. Ante su rostro apesadumbrado Bridget decidió cambiar de tema, les recordó la noche anterior en los pasadizos y expresó su deseo de volver a explorarlos cuanto antes para comprobar qué había más allá.

Vera estaba nerviosa porque al día siguiente jugaría su primer partido oficial de Quidditch así que se levantó para estar sola un rato. Si conseguía quedarse dormida antes de que Akane entrase en el dormitorio sabía que podría descansar bien, pero Percy no parecía darse cuenta de ello ya que al ver que ella abandonaba el comedor la siguió. James, que estaba pendiente de su hermana, no pudo evitar protestar, y Oliver, que también lo estaba pensó que Percy era un pesado y no pudo evitar sonreír al pensar el ruido que haría si lo estampara contra la pared.

- ¿Dónde vas Vera? – preguntó Percy.

- A descansar, necesito relajarme para mañana – contestó Vera.

- ¿Nerviosa? Sé que lo harás muy bien – intentó animarla Percy.

- Es que llevo todo el verano esperando este momento y no quiero hacerlo mal - se justificó Vera.

Oliver y James pasaban por su lado y al verlos Percy tuvo una idea.

- ¿Quieres dar un paseo por los jardines? – propuso mientras por al rabillo del ojo comprobó que Oliver lo había oído y sonrió con suficiencia pensando que Vera no se negaría.

- No, gracias, sólo necesito descansar, además, tu tienes guardia, mejor otro día ¿de acuerdo?

Percy miró nerviosamente a su alrededor, quería asegurarse que nadie hubiese escuchado la negativa de Vera, concretamente Oliver, pero no lo vio cerca.

- No me importa, pero si lo que quieres es descansar adelante. Ya sabes dónde encontrarme si me necesitas.

- Gracias, nos vemos mañana – contestó Vera sopesando la posibilidad de salir al jardín a pasear, pero sola.

Cuando entró en la sala común se encontró a Oliver. Parecía que estuviese esperando a alguien y Vera no pudo evitar mirar a su alrededor buscando a alguien, pero no encontró a nadie, estaban solos.

- ¿Esperas a alguien Oliver? – preguntó intentando controlar su corazón y su ritmo acelerado.

- A ti – contestó –quise hacerlo en el salón pero saliste rápido y después Percy te estaba acaparando- intentó disimular el tono de fastidio para no incomodar a Vera -, así que te estaba esperando aquí.

A Vera no se le escapó el tono de Oliver, pero en lugar de emocionarle le molestó bastante, estaba un poco cansada de la rivalidad de su hermano y de Oliver con Percy.

- Solo quiero descansar Oliver, así que si eres rápido te lo agradeceré.

Oliver estaba sorprendido por el arranque de mal genio de Vera.

- Solo quería saber cómo estabas. Si habías logrado distraerte para no pensar en el partido de mañana. Yo siempre me pongo nervioso antes del primer partido – y esto último lo confesó como si fuese una humillante debilidad.

Vera estaba algo desconcertada ante aquella confesión.

- ¿Tú? ¿Después de tanto tiempo? – y sonrió – ¿el capitán está nervioso?

- Pues sí – contestó Oliver algo avergonzado, pero luego se recompuso – por eso siempre sigo el mismo ritual antes del primer partido.

- ¿Ah sí? ¿Cuál? – preguntó Vera con curiosidad.

- Contemplar las estrellas desde la torre de Astronomía, ¿te apuntas?

Vera no se lo pensó y aceptó. Aquella oportunidad no se volvería a presentar, el año siguiente Oliver no estaría ya en el colegio. Mientras subían las escaleras Oliver intentó calmar a Vera explicándole que la buscadora de Cleaverly había mejorado pero que Mya también y no notarían la diferencia.

- Además, eres buena. Me sorprendiste en las pruebas, y estoy seguro de que a ellos también.

La siguiente hora en la torre logró calmarla y cuando llegó al dormitorio, a pesar de que Akane estaba roncando, se quedó dormida de inmediato.

1 comentario:

Ahola dijo...

Asi se hace Oliver... haber si conseguimos que llegueis a "buen puerto"...