lunes, 6 de julio de 2009

CAPÍTULO 8: DE ESTA NO TE ESCAPAS (6ª parte)

A la mañana siguiente todo eran rumores, pero como no habían encontrado a nadie la mayoría de los alumnos se concentraron en las competiciones de triatlón entre Wallace y Weed y entre Nidelty y Cleaverly. Nadine y su compañera de equipo, Edmunda Dantes, confiaban en ganar a Thomas Rohan y a Sam Morlot, y Boromir Tirith y Stephen Law sabían que ganarían a Eva Roderick y Logan Warker, Logan siempre había sido muy lento. Estaba lloviendo desde el amanecer y el circuito por el que tendrían que correr a pie y con bicicleta estaba completamente embarrado, por lo que redujeron la distancia de las carreras a 1800 metros de natación, 30km de ciclismo y 12km de carrera a pie.

Nadine se encontraba en forma, pero Edmunda tenía dolorida la rodilla izquierda y no estaba segura de aguantar el ritmo hasta el final. Thomas y Sam sabían que Edmunda tenía molestias y no pensaban emplearse a fondo en la competición de natación para darlo todo en ciclismo y el minimaraton, pero no contaban con la afinidad de Nadine con la naturaleza y su velocidad.

Edmunda no abandonó la competición y llegó detrás de Sam y por delante de Thomas, pero al terminar cayó al suelo totalmente agotada. Nadine se tumbó junto a ella riendo por la victoria y se quedaron allí para ver quién ganaba entre Wallace y Weed. Boromir llegaba a la meta fresco como una rosa seguido por Stephen. Eva tardó bastante en aparecer tenía enredadas en las piernas varias raíces.

- Tendrían que sancionarla – les dijo Boromir una vez recuperado el aliento -Le lanzó a Stephen una red de raíces de roble para hacerlo caer, me alegro que le saliera mal.

- Sí – afirmó Stephen – se ha metido un trompazo impresionante. Creo que se ha roto un diente.

- ¿Qué me decís de Logan? – preguntó Edmunda levantándose del suelo.

- Ese abandonó a la mitad del lago – rió Stephen-. Yo no sé qué hace compitiendo.

- Así que la semana que viene nos toca a nosotros ¿no? – le dijo Nadine a Boromir.

- Os vais a enterar de lo que es bueno señoritas – contestó Boromir sonriendo.

- Sí claro – continuó Edmunda – eso será si me superas a mí bonito.

Boromir le dio un empujón amistoso y volvieron al castillo rodeados por sus compañeros de casa y recibiendo las felicitaciones del profesor Butler. Rupert abrazó a su hija y ésta se encontraba feliz hasta que vio a Edward y sus hermanos con Sam y Thomas. Sintió un dolor repentino de estómago cuando comprendió la actitud grosera de Edward con ella, debió haber notado que no le quitaba ojo de encima, que estaba obsesionada con él, y como no quería darle esperanzas se comportaba como un impertinente. Estaba claro que él no estaba interesado en ella “pues claro que no Nadine, él es interesante y tú no, él es misterioso y tú un libro abierto que cualquiera puede leer”. Caminaba cabizbaja cuando se le acercaron Vera, Bridget y Akane.

- ¿Qué te pasa? – le preguntó Akane.

- Nada – contestó Nadine – reorganizando ideas.

- Estuviste increíble – la felicitó Vera.

- Gracias, no fue fácil. Lo malo viene ahora, Boromir y Stephen parecen invencibles, pero prefiero no pensar en ello hasta mañana.

- Yo no estaría tan segura – dijo Bridget.

- ¿Por qué lo dices? – preguntó Nadine con curiosidad.

- Has impresionado a Boromir, no esperaba que tuvieses buenos tiempos – rió Bridget – creo que verte correr le ha asustado.

- ¡Bobadas! – exclamó Nadine sonrojada -. Bueno Vera. Tú eres la próxima. ¿Nerviosa por tu primer partido? Yo estaba hecha un flan antes de competir.

2 comentarios:

Ahola dijo...

A la bim, a la bam, esas chicas, esas chicas y nadie mas¡¡¡!!!!!...

Duczen dijo...

Espero que en estos juegos no haya control antidoping.