miércoles, 12 de agosto de 2009

CAPÍTULO 10: ALL HALLOW'S EVE (2ª PARTE)

La entrada en los vestuarios fue silenciosa, todos miraban al suelo y nadie deseaba hablar, todos se sentaron a la espera de que Oliver comenzara a gritar, sabían que estaba furioso.

- Lo de hoy no se puede repetir – comenzó -, jamás hemos jugado tan mal, nunca hemos tenido una coordinación tan penosa, jamás hemos estado tan fuera del partido, jamás hemos dejado de luchar ni siquiera en un entrenamiento.

Todos asentían ante las palabras de Oliver, sabían que el partido había sido vergonzoso pero que ellos no habían sido los únicos.

- Bueno Oliver, todos tuvimos un mal día, yo me confundí con un destello de luz, Vera, James y Roger no acertaban en los pases y tú también estabas despistado – dijo Mya -. Los únicos que se salvan son Tom y Mike, así que lo que tenemos que hacer es aprender del día de hoy y arreglarlo.

James miró a Mya fijamente y asentía ya que ella lo había explicado a la perfección. Se giró hacia Oliver esperando que no fuese duro con ella por haberle dicho que también había fallado.

- Sí Mya, todo lo que has dicho es verdad. Os pido disculpas por mi comportamiento de hoy – dijo Oliver agachando la cabeza.

James estaba asombrado. Hacía tiempo que no veía cómo Oliver admitía su culpa.

- No te preocupes – dijo Mike - hoy ninguno hemos tenido un buen día, será mejor que descansemos y ya lo arreglaremos.

- Me parece perfecto – siguió Tom mientras se levantaba del banco en el que estaba sentado - vamos a comer y a desconectar del partido.

- Sí, será lo mejor - observó James.

Todos se cambiaron rápido, los primeros en salir fueron Mike, Roger y Tom

- ¿James vienes? – preguntaron.

- Ve con ellos – dijo Oliver – yo terminaré de recoger.

- Pues vale.

- Yo también me voy Vera – dijo Mya – he quedado con Pam.

- Tranquila, en cuanto acabe de recoger salgo.

Vera y Oliver se quedaron solos recogiendo.

- ¿Tan mal lo he hecho? – preguntó Oliver.

- Bueno… ha sido culpa de todos – contestó Vera.

- Sí, pero creo que tengo mucha culpa, hoy no fue mi día – se culpó Oliver.

- Eso es verdad hoy te has levantado de mal humor – afirmó Vera.

- Lo siento, si te dije algo indebido – se disculpó Oliver.

- No te preocupes, ya veo que tienes genio dentro y fuera del terreno de juego.

- Vera… ¿te puedo preguntar algo personal? – dijo Oliver.

Vera dejó de recoger temiendo la pregunta.

- Si, bueno… depende ¿Qué quieres saber?

- Esto… ¿hay algo entre Percy y tú? ¿estáis saliendo? – preguntó un Oliver turbado.

Vera sonrió, le hacía gracia que la gente los emparejará.

- No. Sólo somos muy amigos, no siento nada más por él – contestó Vera.

- ¿Y el por ti? – continuó Oliver.

- ¿Él por mí? - Vera nunca se había parado a pensar en ello -. Pues… la verdad no lo sé, pregúntale a él.

- Y si él te pidiera salir, ¿aceptarías? – siguió preguntando Oliver.

- No – Vera empezaba a sonrojarse - ¿Por qué me preguntas eso?

- Esto… es que… no por nada.

Los dos se quedaron callados mientras acaban de recoger sus cosas, de repente tocaron a la puerta, era Percy que venia a buscar a Vera.

- Espérame fuera Percy ya salgo – dijo Vera.

Era la primera vez que Oliver no le decía nada a Percy por entrar en los vestuarios, no sintió la necesidad, aunque la sensación de rabia que le embargaba siempre que le veía no se le pasaba y más cuando recordó el beso que le dio a Vera antes del partido.

- Oliver nos vemos más tarde, relájate y tranquilo que el próximo partido lo ganaremos – le animó Vera dispuesta a salir.

Oliver sonrió tras las palabras de apoyo de Ver y, antes de que ésta saliera de los vestuarios, la agarró del brazo, la hizo girar y la besó en la boca.

- Gracias Vera – susurró Oliver tras despegar los labios.

Vera estaba en estado de shock y lo único que consiguió fue sonreír, no se creía que el chico del que llevaba tanto tiempo enamorada la acabase de dar un beso.Deseó quedarse allí.

- Ve con Percy, te está esperando – dijo Oliver.

- Eh… sí…me voy – y sin salir de su asombro salió del vestuario.

- ¿Estás bien? – le preguntó Percy al verla salir.

- Sí… perfectamente – acertó a decir.

- Tienes una expresión muy rara en la cara – la acusó Percy.

- Ehhh… es… porque hemos perdido el partido – mintió – se me pasará rápido, en cuanto coma algo.

- Entonces comamos – sugirió Percy -. No estés triste – siguió – Os queda el partido con Weed.

- Sí. Vamos al comedor – y comenzó a sonreír estúpidamente.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Uys un beso!!

Censura dijo...

Iros a un hotel!!

La abuela cebolleta dijo...

Esta juventud!

Hormona triple h dijo...

Oiga usted que en algún momento tengo que salir al aire!!

Anónimo dijo...

A quién le hablas bonita?

Hormona triple h dijo...

A la testosterona?

Testosterona dijo...

Quién me busca?

Uno que pasaba por aqui dijo...

La abuela cebolleta seguro que no

Anónimo dijo...

Abuelaaaaaaaaaa

La abuela cebolleta dijo...

Díme hijo

Anónimo dijo...

Me llevas al cine?

La abuela cebolleta dijo...

Pues no sé, con la pensión no tengo ni pa pipas

Anónimo dijo...

Tacañona

La abuela cebolleta dijo...

Un, dos,tres
Responda otra vez

La calabaza Ruperta dijo...

Eins
que quiero mis derechos como mascota

Botilde dijo...

Y yo

El Chollo dijo...

Toma y yo

El antichollo dijo...

Yo me conformo con que me pagueis unas copitas

El Boom dijo...

Yo con que alguien se acuerde de mi

Anónimo dijo...

¿Y tú quién eres?

Ahola dijo...

Asi se hace Oliver¡¡!!!! Ahora a perdile que salga contigo...

Eva dijo...

Estoy saturadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

lau dijo...

ahora si que empieza lo interesante!! XD