viernes, 14 de agosto de 2009

CAPÍTULO 10: ALL HALLOW'S EVE (3ª parte)

Vera durmió aquella noche plácidamente a pesar de los ronquidos que emitía Akane mientras soñaba que perseguía a Ismael O’Kanne con un bastón de mando de majorette. Bridget se escapó de la habitación sin la necesidad de esconderse de sus compañeras para reunirse con Harry y Nadine soñó con Edward.

A la mañana siguiente Nadine madrugó, como de costumbre, para pasear por el bosque. Al llegar al vestíbulo del castillo vio que Edward se encontraba allí. Se sorprendió porque hacía mucho tiempo que no lo había visto salir por las mañanas. En cuanto la vio Edward alzó la mano y movió el dedo índice para indicarle que se acercara. Nadine se acercó insegura y se quedó a cuatro pasos de él.

- Hola – saludó Nadine con desconfianza.

- Hola – contestó él - ¿Qué haces ahí parada? ¿Hoy no sales?

- Sí…sí claro, ¿y tú?

- No sé. Está lloviendo y no me apetece.

Nadine se encogió de hombros y decidió salir. Disfrutaba chapoteando bajo la lluvia, pero al oír pasos detrás de ella se dio la vuelta y resbaló cayendo al suelo.

- Pero ¿no decías que no venías? – preguntó irritada.

- No. Dije que no sabía – contestó entre risas mientras le ofrecía una mano para levantarse.

Contrario a su costumbre, hablaba en calma y con voz pausada. Nadine frunció el ceño y bajó la vista para reordenar sus ideas, la amabilidad por parte de Edward la dejaba confusa. Se levantó y dándole la espalda siguió andando.

- Espera - gritó.

Nadine siguió andando, chapoteando bajo la lluvia, pero Edward se puso rápido a su altura y mantuvo su paso con facilidad.

- Lo siento. He sido un grosero – dijo mientras caminaba.

- ¿Por qué no me dejas sola?

- Quería pedirte algo – rió nerviosamente.

- ¿Eres bipolar?- le preguntó Nadine con acritud.

- No me distraigas.

Nadine apretó el paso totalmente enojada.

- Perdona, he vuelto a hacerlo – se disculpó mientras caminaba a su lado.

Nadine se dio la vuelta, Edward estaba empapado. En sus ojos había una perversa diversión.

- ¿Qué quieres Edward? – inquirió Nadine juntando las manos y entrelazando los dedos.

- Me preguntaba si querrías venir a la fiesta de Halloween conmigo.

- De verdad, Edward, no te sigo. Creía que pensabas que era estúpida.

- No seas absurda – murmuró con suavidad.

Nadine asintió. Era incapaz de articular ninguna palabra.

- Será mejor que entremos - sugirió Edward -. Llueve demasiado.

Nadine le hizo caso y entró de nuevo en el castillo.

5 comentarios:

Bridget Morgan dijo...

pero di que siiiiiiiii!!!!....Que borde eres Nadine, tia. Con eso de que eres la hija del profe de Historia deberias echarte nas edulcorante en el desayuno, jijiji.

Una que la conoció de pequeña dijo...

Es que siempre fue una borde

Nadine dijo...

Ehh!!!!
Le he dicho que sí!!!
¿borde yo?
pero si soy una pánfila

Azúcar dijo...

Estoy empalagada

Ahola dijo...

Joer tia¡¡¡!!!! Di que si, que ese chico esta coladito por ti...