miércoles, 26 de agosto de 2009

CAPÍTULO 10: ALL HALLOW'S EVE (8ª parte)


Antes de meterse en el traslador Akane echó una última ojeada fuera de los baños y vió como Vera y Oliver se acercaban corriendo hacia ella.

- Vamos Akane, entra rápido que el Profesor Hardis esta merodeando por la fiesta, controlando las bebidas y los alumnos que salen.
- Esta bien, vámonos ya…pero vosotros…¿Dónde os habíais metido?
- Ehmmm…

En menos de un minuto, lograron llegar a la Torre de Astronomía. Allí, Akane tuvo ocasión de explicarles al resto de sus compañeras de cuarto el viaje inesperado de Bridget a México. Aunque sorprendidas se tomaron unas diademitas a su salud y continuaron con la fiesta clandestina… Como siempre con buena música y esta vez, cada una de nuestras chicas en muy buena compañía.

Nadine aun seguía confusa por el beso inesperado de Edward que, actuaba como si nunca hubiera pasado pero no dejaba de estar pendiente de ella en todo momento. Incluso mientras hablaba con David Morgan y Claire Collins acerca de cómo conseguir traer alguna caja de Pure Blood hasta Faldon, de forma clandestina. La sangre pura se importaba de Ginza, un distrito del barrio industrial de Chou, en Japón. El Potro Trotador la importaba y solo Bill Danag podria ser capaz de llegar a un acuerdo con sus congeneres vampiricos para suministrarle la sangre de la vida. Tendrían que hacerle una visita amistosa con fines comerciales.

Nadine, humana y frágil, atendía atenta a toda la conversación, fascinada por aquellos aparentes humanos que intentaban saciar su hambre racial de la forma mas civilizada posible. En el Colegio no estaba permitida la sangre pura por temor a que el resto de alumnos cometieran la imprudencia de caer en la tentación de probarla. Sobretodo desde que, hacia algunos años, corría el rumor que al ingerirla provocaba efectos y alteraciones de los sentidos.

Por otro lado se encontraban Vera y Oliver, hablando de lo ocurrido entre risas y miradas cómplices cuando Vera, sobresaltada, dejo de hablar y con semblante serio miró hacia lo lejos, justo donde comenzaba la muralla fortificada de Broke Hills. Demasiado lejos como para que un ojo humano divisara algo pero lo suficiente como para que Vera Gram y su excelente sentido auditivo, fuera de lo normal, advirtieran que algo oscuro e inquietante ocurría.

- ¿Vera, que ocurre? – le pregunto Oliver preocupado al tiempo que dirigía la mirada hacia el infinito.

Las nubes del atardecer comenzaron a unirse en una espesa masa uniforme, densa, oscura y tormentosa. Se agrupaban a capricho imperativo avidinandose quizás una forma a lo lejos.

- Oliver, no estoy segura pero lo que escucho son voces lejanas de una reunión bastante considerable de jinetes pálidos. Estoy casi segura que hablan en Telugu, la lengua mater de las hordas de Saumort. El profesor Hardis nos los contó hace unas semanas en clase.

En cuanto Vera Gram pronunció el nombre de Saumort, todos acudieron al balcón de la Torre para intentar divisar que ocurría. Resultaba demasiado lejano y apenas se apreciaba una mancha confusa en la lejanía.

Vera cogio el telescopio para ver mejor y observó con atención lo que era un avanzadilla de unos veinte jinetes, dispuestos en círculo, alrededor de un jinete lider, más grande y corpulento. Era distinto al resto de pálidos. Iba vestido con una chilaba, sostenía en su mano derecha lo que parecía una daga mientras con la izquierda sostenía con ímpetu las riendas de su caballo. En la espalda portaba una cachimba rodeada por una serpiente que subía enrollada hasta acabar reposando su cabeza en el hombro del jinete.

- Vera, déjame mirar, ¿Qué ocurre? – se acercó Akane preocupada por lo que ocurría.

Vera se apartó sin dejar de mirar a lo lejos, sin parpadear. El profesor Hardis siempre insistia en el fin de la tregua no pactada con las fuerzas oscuras y en la inminente reorganización de las mismas para buscar el anillo Indûr, forjado en el volcán de Druithland y perdido en la Guerra Fría de Morkor. Saumort seguía reclamando su poder.


- Chicos, esto tiene toda la pinta de ser una provocación….Esta comarca siempre ha sobrevivido a los ataques de Saumort ya que tiene una fuerte defensa mágica.

Thomas Rohan, alumno sobresaliente de cuarto curso de la Casa Cleaverly, se acerco también para mirar a través del telescopio.

- Mmm..., no solo es una tentativa de provocarnos. Sin duda, han tomado la determinación, sino no enviarían a los capitanes con sus tropas. El de la cachimba es Hachan La Vey, General de las tropas de Morgoth, mas conocido como The Master of Puppets….

2 comentarios:

SueEllenRV dijo...

Arriba el Master of Puppets!!!

Ahola dijo...

Me gusta al mote: "The Master of Puppets". Tanta magia y tan mal aprovechada¡¡!!