miércoles, 16 de septiembre de 2009

CAPÍTULO 11: ALARMA (6ª parte)

- Akane, espera! – gritó Vera.

Pero Akane fue más rápida y llegó antes de que Vera la cogiera por el brazo. Cuando vio a Edward frenó en seco al verlo allí.

- ¡Uy! … Hola Edward – saludó Akane con una timidez insólita en ella.

- ¡Hola! – contestó Edward mostrando su mejor sonrisa.

Detrás de Akane bajaban a toda prisa Vera y Bridget, ésta última ya había regresado de su “permiso familiar”.

- ¡Hola Chicos! - dijeron al unísono.

- Akane te dije que esperases que no estaba sola – riñó Vera a Akane en susurros.

- Si me hubieses dicho que era Edward no habría bajado idiota – contestó en el mismo tono.

- Callaos ya – ordenó Bridget - ¿Nadine, cómo te encuentras?

- Mejor – contestó haciendo una mueca - sólo tengo que reposar un poco, estoy algo mareada pero bien – cuando sus compañeras la miraron incrédulamente lo repitió - la madre de Edward me ha dicho que estoy bien.

- Deberías de subir a tu dormitorio para descansar – le aconsejó Edward con dulzura.

- Pero estoy bien aquí – protestó Nadine. Sabía que en cuanto subiese al cuarto Edward se marcharía.

- Nadine… no seas cabezota, sube a descasar – al ver que Nadine negaba con la cabeza lo intentó de otro modo – Chicas por favor ayudadla, yo no puedo subir. Ya nos veremos mañana ¿de acuerdo? – le dijo Edward.

- Si, será lo mejor, Nadine tienes que descansar – Vera

Edward se despidió con un beso dulce en la mejilla de Nadine pidiéndole que no hiciera más locuras y le recordó que estaría vigilándola. Las chicas la ayudaron a subir a la habitación y, tras ayudarla a cambiarse, la metieron en la cama para que pudiera descansar, pero Nadine quería saber si Benji estaba bien por lo que le pidió a Vera que aguzara el oído para escucharle.

- Tranquila Nadine, Benji está bien, no debes preocuparte, ahora lo que tienes que hacer es que descansar, no debiste bajar al bosque – la amonestó Vera.

- Déjala descansar pesada – dijo Akane.

- ¿Bridget como te fue en México? – preguntó Nadine amodorrada.

- Muy bien pero ahora lo importante es que descanses, ya te contaré – contestó Bridget de modo cariñoso

Cuando salieron del cuarto se dirigieron a la sala común.

- ¡VIVA MÉXICO! – gritó de repente Vera.

- ¡VIVA! – coreó Akane.

- Cuenta ¿qué tal por aquellos lugares? – preguntó Vera.

- Me lo he pasado muy bien, la verdad es que me ha dado mucha pena regresar. Harry quería que nos fugásemos, pero no puedo. Estos días con él han sido maravillosos, imagináoslo… - contó Bridget entre suspiros.

- Menos mal que has estado fuera estos días, porque ha sido horrible estar aquí – se quejó Vera.

- Todo el día encerradas y sin salir – continuó Akane.

En ese momento Oliver y James entraron en la sala.

- ¿Qué tal está Nadine? Ya nos hemos enterado de lo que ha pasado, no se habla de otra cosa en el castillo – preguntó James.

- Está bien – comentó Bridget – ahora está en el dormitorio descansando.

- ¡Menos mal! – exclamó James -. Bueno, yo os dejo que hoy todavía no me he duchado.

- ¡Guarro! – exclamó Akane.

- Vera ¿podemos hablar a solas? – preguntó Oliver.

- Sí claro, nos vemos después chicas.

Vera y Oliver salieron a los jardines para estar solos.

3 comentarios:

Ahola dijo...

Ahora solo falta que Akane llegue a algo con Alan...

Akane dijo...

Eso sera si yo quiero....

Alan dijo...

Mirala no sera mejor dicho si quiero yo.....