lunes, 30 de noviembre de 2009

CAPÍTULO 14: PACTOS (5ª parte)

Los murmullos invadían el salón, estaba siendo muy ruidosa y eso alteraba el estado de Vera, que ya tenía suficiente con las burlas de Weed por no poder estar en el partido del día siguiente. Se levantó de su sitio para hablar con su equipo.

- Hola chicos.

- Hola Vera – la saludó Mya -. ¡Jo! Mañana te echaremos de menos.

- Bueno, tenéis a Julian“¿he dicho yo eso?” se preguntó a sí misma.

- El puesto es tuyo Vera – respondió su hermano-. No quiero a ese tío cerca de mí más de lo necesario es decir, mañana.

- Eso lo dices porque te ha dado un pelotazo hoy – rió Mya.

- Pues tú tampoco saliste bien parada – contestó James.

- Eso fue porque me distrajo la sarta de obscenidades que soltaste.

- Vale ya – los interrumpió Oliver -. Id a descansar que mañana tenéis que estar fresquitos.

- Puff – se quejó Roger – no tengo ganas de dormir.

- He dicho a descansar, no dormir. Si no recuerdo mal Roger, el año pasado te dejaron ko a base de golpes.

- Tranquilo jefe – contestó Roger mientras se levantaba -. Tus deseos son órdenes para mí.

- Vera – dijo Mike -. Deberías bajar con nosotros al vestuario, aunque no juegues eres del equipo. Además, nos animará tu apoyo.

- Gracias –contestó Vera sonrojada.

- Bueno – interrumpió Mya -. Vamos a descansar.

- ¿Puedo descansar contigo Mya? – preguntó alegremente James.

- Ni lo sueñes – contestó ella.

Cuando salieron del comedor, la mesa de Nidelty los aplaudió y los jugadores saludaron. Incluso Wallace los jaleaba.

Mientras se encaminaban a su casa Oliver le hizo un gesto a Vera para que se retrasara. Cuando estuvieron solos se acercó a ella.

- ¿Te apetece quedarte un rato conmigo? – preguntó Oliver juguetonamente.

- Pues claro –sonrió Vera.

Oliver la agarró por la cintura mientras paseaban por los pasillos. Cuando llegaron a un balcón desde el que se divisaban los aros del campo de Quidditch pararon.

- Todo saldrá bien Oliver, estoy segura de que ganaréis.

- Siempre me preocupo. El año pasado no jugamos muy bien.

- No. No lo hicisteis – dijo mientras se abrazaba a él.

- ¿Y tú? ¿qué tal las clases? ¿sigues agobiada? He visto que Percy te ha vuelto a ayudar.

- Sí – contestó a secas.

- No te lo pregunto por agobiarte. Sólo quiero que sepas que yo puedo ayudarte también.

- Lo sé – dijo Vera -, pero mejor no, seguro que me distraerías - y lo besó.

4 comentarios:

Ahola dijo...

Vamos, algo mas de chicha....¡¡¡!!!

kenshin dijo...

sigo enganchado :D

Faldon Rest dijo...

Ahola, tiene razon...Esta Vera es una sosa, jijiji.
Kenshin, me alegro que sigas enganchado!!!.

un besote para los dos.

Vera Gram dijo...

mejor no respondo...