miércoles, 20 de enero de 2010

CAPÍTULO 17: Reencuentros y noticias (2ª parte)

La cena terminó con tranquilidad, los alumnos estaban cansados y sólo deseaban marcharse a sus cuartos para descansar.

En la sala común de Nidelty, Claris Pattinson esperaba a los alumnos para explicar a fondo las últimas normas, al finalizar la charla todos los alumnos se retiraron a sus cuartos.

- No sé si estoy más cansada por el viaje o por las charlas... ¿De verdad es necesario que nos lo repitan todo tantas veces? – preguntó Akane.

- Resultan pesados, pero lo hacen con buena intención. A mí lo que me cansa de verdad es que mañana empiezan las clases – protestó Vera tirada en la cama.

- Sí, ¡qué pereza! con lo bien que se está de vacaciones – dijo Nadine.

- No tengo ganas de nada... – comentó Akane -. No me pondría ni el pijama.

- Yo me quedaría dormida si estuviese de pie – le contestó Vera mientras abría los ojos con dificultad.

Todas miraron a Bridget. Desde que había entrado en el dormitorio se había quedado sentada en su cama y estaba mirando, ausente, por la ventana.

- Bridget, acuéstate, estás muy cansada – pidió Nadine entre bostezos -. ¿Has dormido algo estos días?

- No mucho – contestó y se dio la vuelta para mirarlas – Perdonadme – dijo al verlas completamente derrotadas -. Aún tengo descontrolada la empatía. Creo que estáis cansadas por mi culpa. Será mejor que durmamos.

Nadie fue capaz de decir nada. Se metieron debajo de las sábanas y se quedaron dormidas de inmediato. Ni siquiera los ronquidos de Akane sirvieron para despertarlas.

A la mañana siguiente, Vera fue la primera en despertar. Salió de su habitación y se encontró con Oliver. Llevaba una camiseta ancha, pantalones deportivos, iba descalzo, y sintió un caluroso cosquilleo dentro de ella. Esa debía ser la ropa que usaba para dormir. O… quizás era menos que eso.


- Hola – dijo Vera.

- Eh… hola… ¿descansaste? – preguntó Oliver.

- Sí, estoy perfecta – contestó - ¿tienes algo que decirme para que hayas tenido que salir sin vestirte?

- Pues… es que… he estado pensado… que… me gustaría que esta tarde después del entrenamiento te quedaras conmigo – pidió Oliver completamente ruborizado.

- Vale, pero ¿para qué? – preguntó Vera.

- Tú simplemente no quedes con nadie después del entrenamiento ¿de acuerdo?

- De acuerdo Oliver.

2 comentarios:

kenshin dijo...

seguid asi :D

Ahola dijo...

Que estara tramando??¿¿¿