miércoles, 24 de febrero de 2010

CAPÍTULO 18: Vigila y recluta (12ª parte)


- Bud!... Bud!... Te habla un superior, ¡obedece! – Hachan la Vey llevaba mas de medio minuto intentando que su súbdito no-muerto atendiera a sus demandas.

De inmediato y cansado de imponer autoridad sin respuesta, sacó su espada Alfange y afiló el cuello de Lote agarrándolo por la espalda, dejando la hoja a menos de un milímetro al tiempo que, veloz, sacaba de su cintura, con la otra mano, una navaja Eickhorn , hundiéndola en su corazón maldito.

- Obedece a tu señor cuando te habla – comenzó a amenazarle mientras iba clavando la única navaja forjada para exterminar corazones sin alma retornados a la mortalidad – no te lo volveré a repetir, ¿entendido?
- E-e-entendido… yo… - apenas podía hablar con la yugular a punto de ser sableada, Lote respondió de inmediato.

Hachan le soltó enseguida, guardó sus armas y recompuesto, miró directamente a su soldado y preguntó.

- Espero que tu mirada perdida en el horizonte y tu gesto de budista ausente se deban a que mentalizabas un hábil e inteligente plan para acabar de una vez por todas con esas mocosas y entrar en el Castillo.

- Ehm…si, claro, por supuesto – Lote debía de encontrar rápidamente un plan infalible para convencer a su Capitán que tenia todo controlado.

- Pues dispara, ¡soldado!, a que estas esperando – grito con su habitual tono histriónico.


- Bien, recapitulemos – comenzó intentando no divagar - Nuestro Señor Oscuro ansia el anillo de poder, Indur, y para ello debemos entrar en Faldon Rest. Él esta convencido que …

- No dudes de tu señor esbirro – interrumpió Hachan, fiel servidor – Si Saumort dice que esta en esa escuela de Magia es porque así es. Tu señor y sus sentidos están más allá de ti, de mí y de este mundo conocido. Lo siente, sabe que esta allí y de alguna manera anhela recuperarlo.

- De acuerdo, esta allí y todo lo que sabemos es que la clave para poder conseguirlo es aniquilar a las cuatro alumnas de Nidelty. De la Tierra Conocida ya pocos condados y ciudades quedan por colonizar. Orion Freaks, Pleasant Green, Yrinor y hasta la fortaleza de Bastad han caído con facilidad a nuestros ejércitos pero Summerfalls se nos resiste. Debemos infiltrarnos mejor…

- ¿Dónde? y ¿Cómo?

- Bien, por suerte, nuestros dos topos están siendo bastante eficientes, no solo por los informes que puntualmente entregan sino por los numerosos portales de espacio que últimamente nos abren para atacar.

- Pero no son suficientes…No puedo esperar a mas portales para acceder a ese maldito castillo - la sed violenta de sangre en sus manos nublaba a menudo la claridad mental del Capitán de las Tropas de Morgoth – Nuestro topo en Broke Hills, Nâsser, conoce de primera mano que la única resistencia de la escuela ha sido crear un escudo protector y hacer rondas nocturnas por el Bosque de los Avatares.

Nâsser era otro de los esbirros de las tropas escoltas de Hachan. Era un humano cambiante, mercenario amoral y de alma turbia. A menudo vagaba por el pueblo adoptando la forma de algún animal, perro, gato o incluso de ratón para colarse en casas, bares o tiendas de mercaderes. De esta manera, escuchaba todas las conversaciones sin que nadie sospechara de él y eso que, eligiera la forma que eligiera, siempre le faltaba un ojo. De momento, nadie se había dado cuenta.


- Si, mi Señor – asintió Lote - además esta mañana, al alba, un mensajero informó de última hora que a pesar de los escáneres mágicos, los Cirdan siguen pasando desapercibidos recopilando datos.

- Mmm..., esos pequeños bichitos …Cierto, deberíamos convocar a un mago oscuro para que los conjure y saque toda la información acumulada en estos últimos meses.

- A la orden, Señor.

- Y además, debemos reunirnos con Ella de inmediato, tiene que empezar a buscar aliados dentro, engañarlos mediante alguna causa justa para que estén en deuda irrevocable con nuestro objetivo….


Bud Lote y Hachan yacían escondidos en las antiguas Minas Morgul, abandonadas y semi derruidas tras la Guerra Fria de Morkor en el 78 d. S. .. Estas minas estaban situadas en un triangulo estratégico en los planes de guerra de Saumort. Entre la idílica Pleasant Green, el pueblo de agricultores Broke Hills y Faldon Rest. Las minas estaban en el epicentro de las Cefiras, un inmenso laberinto de colinas que envolvían su cuartel clandestino.

3 comentarios:

Ahola dijo...

Dos traidores¡¡!!!! Tengo ganas de saber quienes son...

kenshin dijo...

perspectiva desde los malos... me encanta... jeje

Watanyx dijo...

ahi ahi confabulando jejeje