miércoles, 17 de marzo de 2010

CAPITULO1 19: Clandestino ( 6ª parte)

- Veamos – se aclaró la garganta – si mal no recuerdo necesitamos sangre de Unicornio y leche de Nagini…

Al final logró crearla pero esta vez quedó guardada bajo la custodia del profesor. La clase continuó con normalidad hasta la siguiente hora.

Aprovechando el cambio de clase, Nadine y Vera bajaron corriendo a los sótanos para buscar a Bridget. Pero no la encontraron. Subieron preocupadas a la siguiente clase, Metamorfosis Corporal con Madeleine Cope. Su compañera tampoco estaba en su pupitre.


Antes de entrar, frente al portón del Potro Trotador, sacudió el barro de sus botas, seco las lagrimas de su cara con la mano y acarició a un gato callejero que dormitaba tumbado en la puerta.

- Buenos días querida Bri!
- Buenos días Bill
- Que sorpresa, no te esperaba hasta pasada media noche, como siempre…
- Ya…bueno…hoy, hoy no es un buen día – Bridget agachó la cabeza cerrando los ojos y apretándolos.
- Sabes que eres bien recibida Bri pero… llevas semanas sin dormir, dejándote caer por aquí todas las noches consumida por demasiadas cervezas para una estudiante y…
- ¿Y que? – interrumpió con enfado – yo… - no podía hablar, las lagrimas inundaban de nuevo sus ojos.
- Anda ven conmigo, te preparare un té y hablamos, ¿de acuerdo?

El vampiro Bill preparó un té con pastas cuidadosamente mientras vigilaba a la joven Bridget sentada en una mesa alejada del resto, con las rodillas recogidas y sumida en sus pensamientos con la mirada fija en la nada.

Desde que la defendiera de los esbirros de Hachan hacia ya unos meses, Bill sentía mas que un considerable sentido protector. Sentía la necesidad de cuidarla y junto a sus compañeras de cuarto, él había sido un gran apoyo para superar la caída mortal de Harry.

2 comentarios:

Ahola dijo...

Ohhhhh¡¡¡¡!!!!!!! Que tierno...

kenshin dijo...

ese bill... jeje