miércoles, 27 de octubre de 2010

CAPÍTULO 21 (6ª parte)

Un viento frío sopló en la noche a través del campo cubierto de escarcha donde La Liga de los PME había estado practicando hechizos y conjuros. El aire era cortante, si bien no tan gélido como Alexey había esperado en esa época del año, claro que él pensaba en su tierra, Rusia, y ya no se encontraba allí. Con todo, la temperatura era lo bastante baja como para que el aliento se condensara, la única señal de su presencia en aquel campo, ya que había logrado que con un hechizo de invisibilidad, no se le descubriese ni a él ni a su pequeño campamento.

No había encendido fuego la noche anterior para no alertar de su presencia. Aquellos chicos iban a lograr que se congelara, y no quería morir antes de encontrar a Yuri Voroviov y recuperar la matrioska que había pertenecido a su familia durante tres siglos y gracias a la cual, se mantenía sellado el secreto para clonar a una persona y poder sustituirla. Alexey sabía que Yuri no había logrado abrirla, pero se temía que encontrar la ayuda necesaria para hacerlo y, su persecución le había llevado hasta el condado de Summerfalls.

Yuri era un brujo de la Orden Zolotariov. Esa orden pensaba que mientras el mundo se precipitase hacia la oscuridad, podrían aprovechar sus poderes y dominar a la humanidad.

Alexey movió los dedos de los pies dentro de las botas. Hiciera o no tanto frío como aquel al que estaba acostumbrado, el frío se le metía en los pies si pasaba mucho rato parado. Esa noche tendría que encender una fogata, pero, antes de haber dado un paso, un ruido lo hizo frenar. Parecía una persona, y aquellas no eran horas para que nadie anduviese por allí. Después de unos segundos comprobó que era Veera, un hindú que caminaba junto a él desde hacía unos meses tras haberlo librado de sufrir una paliza mortal en un hostel en el que se alojaba.

- ¿Alexey? –preguntó el hindú entornando los ojos.

- Estoy aquí – contestó Alexey materializándose delante de sus ojos.

- Creo que nunca me acostumbraré a que hagas eso – explicó Veera mientras se frotaba los brazos por el frío.

- ¿Has averiguado algo?

- Creí que estabas más cerca - hizo una pausa esperando una respuesta de Alexey y, al no recibirla, continuó -. Se dirigen hacia el este.

Alexey asintió con una cabezada y se quedó pensativo.

- ¿Te importa si enciendo un fuego? – preguntó Veera.

- No. Adelante.

Veera creó en su mente la imagen de una llama y la alimentó de sus emociones. Tras años de práctica, alcanzar el Fue’cus, sólo era cuestión de unos segundos y logró que de sus manos saliesen unas pequeñas llamas que se mantuvieron encendidas hasta que juntó algunas ramas y las usó para la hoguera.

- ¿Sabes que hay una posada en el pueblo? – preguntó Veera sin mirar a Alexey.

- ¿Quieres que te maten? – preguntó Alexey sin mirarlo.

- Creo que exageras.

- No. No lo hago –afirmó Alexey -. Eres gafe.

5 comentarios:

NH dijo...

Eramos pocos y parió la abuela.

Anónimo dijo...

schhhhhh!!
Calla loca que todavía se sacan a alguien más de la manga!

El misterio está en el aire dijo...

Esto comienza a parecerse a una colmena, con miles de abejas y zanganos.
Quién será la abeja reina?

Anónimo dijo...

Thanks :)
--
http://www.miriadafilms.ru/ купить кино
для сайта faldonrest.blogspot.com

tania dijo...

Hola

Mi nombre es Tania y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Me ha gustado mucho tu blog. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu blog en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarlo tambien.

Si te interesa, escribeme al mail:
tatuschang@hotmail.com

Saludos
Tania