viernes, 20 de febrero de 2009

CAPÍTULO 2: EL TREN (1ª parte)

Después de una breve conversación Akane quiso ir al restaurante a comer algo y Nadine decidió acompañarla para no volver a quedarse sola.

“La chica nueva no habla demasiado”, pensó Akane, “mejor, así no tengo que esforzarme en ser agradable con ella, no me apetece”.

Según caminaban juntas algunos estudiantes las miraban con descaro. Nadine sabía que tendría que soportar esas miradas y algunos comentarios insidiosos durante un tiempo y no le gustaba. Akane estaba acostumbrada a las miradas desde la muerte de sus padres y las ignoraba pero en el fondo no dejaban de fastidiarla.

-¡Eh tú cretino! ¿qué estás mirando?- le espetó a un muchacho mientras le hacía un gesto grosero -. Niñato!.

-¿Eres siempre así? – le preguntó Nadine.

Akane no contestó y Nadine decidió no preguntar más, estaba claro que el tacto no era la mejor característica de esa chica. Decidió seguir andando a su lado mirando de reojo los compartimentos y deseando que se le pegase un poco del descaro de su compañera para no tener que apartar la mirada cada vez que las cabezas se giraban para verla.

Entonces pasó al lado del compartimento en el que estaban el chico pálido con el que chocó, su gemelo y los otros chicos que habían subido con ellos al tren. Sí, definitivamente eran todos muy guapos. El que parecía mayor era alto y fuerte y reía mientras la chica que tenía enfrente lo miraba embobada. Otro de los chicos era rubio y estaba muy serio y cogía de la mano a la otra chica. Y después estaban los dos gemelos. Uno era más pálido que el otro. Los gemelos miraron a Nadine y Akane pero no lo hicieron como borregos embobados al igual que el resto de los pasajeros del tren, el pálido se volvió hacia sus hermanos y murmuró algo mientras reía. Nadine miró hacia abajo sintiendo que la sangre le subía a las mejillas, ”seguro que se ríe de nuestro choque” pensó. Akane vio la cara de Nadine y le dijo:

- Son los Pattinson, los hijos de un profesor y la enfermera de Faldon. En realidad no son sus hijos, son adoptados. El mayor es Emmett y la chica que tiene enfrente se llama Rosalie, es su novia, el rubio es Jasper y la chica morena a la que coge la mano es Alice también son novios y los gemelos son Robert y Edward, Edward es el más blanco, y no me preguntes más que no tengo ganas de seguir hablando.

Nadine no iba a seguir preguntando, la vergüenza de recordar el choque con Edward se juntó con la provocada por la risa de éste al estar contándoles la anécdota con la torpe chica nueva que no sabe ni por dónde anda. Se limitó a volver la cabeza hacia la ventana y sonrió al ver a Benji corriendo al lado del tren.

- Pero, ¿de dónde ha salido ese bicho? – preguntó Akane.

- Es mío – contestó Nadine.

- Ah- ¡qué rara es esta tía! ¡un lince de mascota!, y encima lo mata a correr hasta que lleguemos a Faldon Rest, a lo mejor es una psicópata obsesionada con correr, ¡ay mi madre!¿por qué se me tienen que juntar siempre los más raros?.

4 comentarios:

Nadine Hardis dijo...

¡Pero qué guapos y perfectos son los Pattinson!

EL PÁLIDO dijo...

Pero yo más ¿verdad?

Ahola dijo...

Socorro¡¡¡!!!! Por momentos me pierdo... Aunque la cosa sigue prometiendo....

Mª Eugenia dijo...

IMPRESIONANTE!!!!! Me habeis dejado boquiabierta, pero que barbaridad, es genial, absolutamente genial todo: La música del principio, el título, los personajes, la historia. Vamos, que me teneis alucinada. Ahora tendré que seguir toda la historia, ya me habeis enganchado, jajajaja
Enhorabuena a todos y seguid... seguid... necesito saber más de Nadine, aunque... creo que la que más me va a interesar va a ser Akane (me encanta el nombre, jejejeje)
Un besote