lunes, 30 de marzo de 2009

CAPÍTULO 4: LAS CLASES (5ª parte)

El padre de Nadine entró en el aula y se dirigió a mesa. Después de presentarse a la clase comenzó a hablar.

- Comenzaremos el curso hablando del “Libro de los Fragmentos Perdidos” es donde mejor se explica el inicio de Saumort.

Akane dio un ligero respingo al escuchar ese nombre, no le resultaba agradable escucharlo y no sabía si aguantaría mucho tiempo sentada allí.

- Como ya sabréis Saumort es el gran mago oscuro que por su ambición y sus ansias por la dominación del mundo le llevó a fabricar un anillo para esclavizar al resto de los seres vivos del mundo mágico.

Akane se revolvía en su asiento y Bridget notaba su tensión. Nadine tampoco estaba tranquila y ya no era por las miradas de Edward, Bridget también lo sentía. Se vio obligada a concentrarse en el cielo que veía por la ventana para no ponerse igual de nerviosa que sus dos compañeras.

- Disculpe señorita, pero la clase se está dando aquí dentro, no en la ventana – le dijo Rupert a Bridget.

“Pues empiezo bien” pensó Bridget,”como estas dos no se calmen un poco terminará castigándome y no he hecho nada”.

- De acuerdo que él sólo no pudo fabricarlo y que no se sabe quién colaboró, pero se sabe perfectamente que se forjó en el volcán de Druithland que en la actualidad está vigilado por los Guardianes Naur para que no vuelva a forjar otro anillo igual.

Akane estaba a punto de levantarse de la silla y salir corriendo.

- Hubo una batalla muy dura hace dieciocho años y se perdió el anillo, de ahí que los Naur vigilen el volcán. Saumort está intentando desde entonces localizar el anillo dejando detrás de él una ola de violencia.

“No aguanto más” pensó Akane y se levantó de la silla y salió del aula. La clase entera se quedó sorprendida y Rupert salió detrás de Akane. Cuando Nadine se dio la vuelta para ver qué pasaba se encontró con los ojos de Edward, tenían un punto de curiosidad que ella no entendía. Se dio la vuelta inmediatamente y, a pesar de que todo el mundo miraba hacia la puerta ella decidió no hacerlo.

- ¿Qué le habrá pasado? – preguntó Neville.

- Ni idea, no la conozco demasiado.

- ¿Por qué Edward Pattinson te mira de ese modo?

- No lo sé Neville.

- Parece que está enfadado ¿le has hecho algo?

- Yo no le he hecho nada Neville.

- Pues no te mira bien.

- Neville, si no dejas de hacerme preguntas te meto el libro de Historia por la boca para que te calles.

Nadine escuchó una risita detrás de ella, no quería mirar pero sabía de donde venía “¿qué se ha creído?” y se dio la vuelta dispuesta a fulminar con la mirada al gemelo pálido, pero cuando lo hizo éste ya se había dado la vuelta y miraba a la puerta como el resto de los alumnos. Le pidió disculpas a Neville por haberle hablado mal y éste las aceptó. En ese momento sintió que algo le daba en la cabeza, era una bola de papel que le había lanzado Vera.

- ¿Qué ha pasado? - preguntó Vera.

Nadine hizo un gesto encogiéndose de hombros mientras movía los labios sin emitir ningún sonido “ni idea”.

2 comentarios:

Ahola dijo...

Un anillo para gobernarlos a todos¡¡¡!!!! Esto empieza a tomar el carit de algo conocido...

SueEllenRV dijo...

a que sí?