lunes, 13 de abril de 2009

CAPÍTULO 5: CACHIMBA Y MACARENA (1ª parte)

Mientras los alumnos bajaban ordenadamente para la cena, los cuatro fantasmas de Faldon Rest pasaban a través de las escaleras para llegar antes al salón y presidir las mesas de cada una de las casas. Mientras A.J, fantasma de Weed, y Andrea Roma, fantasma de Cleaverly, flotaban elegantemente y en silencio, Jai Judel Jelder, fantasma de Nidelty, y Tomas Lee Anderson, fantasma de Wallace, bajaban peleándose continuamente sin mirar a los alumnos.

- Estos dos siempre igual – comentaba Percy mientras guiaba a los de primer curso que aún se perdían por el castillo - ¡Estaos quietos y no arméis tanto jaleo! – les ordenó, pero Jai y Tomas no le prestaron ninguna atención.

- ¿Por qué pelean? – preguntó un alumno de primero.

- Problemas territoriales – contestó Percy – no les hagáis caso, cuánta más atención le prestéis más se pelearan.

- ¡Arréale bien Jai! – le gritó Akane mientras pasaba al lado de Percy haciéndole muecas.




Oliver y James planeaban una fiesta de bienvenida en su habitación para los estudiantes de Erasmus. Las fiestas clandestinas en las habitaciones era uno de los alicientes de Faldon junto con las escapadas nocturnas del castillo. La estaban planeando desde el mes de agosto y habían logrado camuflar las bebidas en los baúles.

Como el año anterior Billy y Charlie habían reventado las dos últimas fiestas, habían decidido limitar el número de invitados y también habían ideado un nuevo sistema para repartir ,sin ser vistos, las invitaciones. El año anterior habían hecho buena amistad con el jefe de las cocinas Chu Li, y le pidieron que preparara unas “cocretas de Arce” con sorpresa dentro para poder repartirlas y que los guardianes no se enterasen del lugar de la fiesta. Habían cambiado también el lugar, la harían entre su dormitorio y el de David Morgan.

1 comentario:

Ahola dijo...

Me quedo con el fantasma de Cleaverly¡¡!!!!