lunes, 20 de abril de 2009

CAPÍTULO 5: CACHIMBA Y MACARENA (4ª parte)

James y Roger estaban terminando de decorar la habitación bajo las indicaciones de Nanuk Svensson, el erasmus islandés. Tenía una pasión por los muebles que venía de parte de su madre, Geilis Lundgren, una bruja noruega que había fabricado entre otras cosas una mesa auxiliar que se colocaba sola dependiendo de las necesidades de su dueño.

Llamaron a la puerta. Era Chu Li, el diminuto elfo casero que llevaba en brazos, junto con otro elfo casero llamado Rollin, la cachimba de Amel Azziz. Según contó Chu Li, Billy Watters pilló a Amel sacándola de Cleaverly y la confiscó guardándola en un almacén que había en la planta baja. A Chu Li le molestaba que Charlie y Billy acumulasen objetos en aquel almacén porque nunca lo limpiaban así que Chu devolvía los objetos a sus dueños en cuanto podía.

- El joven amo Amel estará disgustado sin su cachimba.

Oliver la cogió y le dio las gracias y, al ver que los elfos enanos no se iban les preguntó si podía ayudarlos en algo.

- Sí amo Oliver. Rollin me dijo que ha escuchado a muchos alumnos que iban a venir a la fiesta.

- ¿Como? - preguntó intrigado.

- Sí – corroboró Rollin -. Más alumnos que cocretas.

- ¿Como que mas alumnos que cocretas?, eso no puede ser Chu Li, ¿que mas escuchó Rollin?.

- Amo, Rollin no quiere problemas...

- ¡Dimelo ya!, te prometo que no le pasará nada ni a ti tampoco - le ordenó Olvier.

- Mmm, bien... Rollin escuchó que alumnos de Weed iban a ir a la fiesta aunque no tuvieran cocretas.

- Vale Chu Li, muchas gracias, no te preocupes, puedes irte...

Antes de irse, Chu Li rogó a Oliver que tuvieran cuidado y que no ensuciaran el castillo, el director Kingsley confiaba en él y en su habilidad para mantenerlo todo limpio y organizado y eran demasiados alumnos para tenerlo inmaculado a la mañana siguiente.

Pensando en la confesion del elfo, James abría los ojos con desmesura, Roger profirió una exclamación entrecortada, estaba alucinado. Oliver no hablaba, estaba paralizado, aturdido.

- ¿Cómo? – preguntó James fuera de sí.

- ¿Quién? – inquirió Roger.

Oliver seguía petrificado.

- ¿Por qué? – se preguntó Nanuk.

- ¿Quién? – insistió Roger.

Oliver pestañeó y reaccionó. Suspiró pesadamente y finalmente habló.

- Amy.

- ¿Crees que fue ella? – preguntó James.

Oliver asintió mientras se sentaba en su cama.

- ¡Arpía! – sugirió Roger.

- ¿Qué hacemos? – interpeló James.

Oliver se levantó de la cama.

- ¡Ya lo tengo! – exclamó – Roger avisa a David, la fiesta se traslada a la torre de observación, James a ti te tocan los invitados. Nanuk ayuda a Chu y a Rollin a subir las cosas a la torre.

Chu Li sonrió agradecido.

- ¿Y tú qué vas a hacer? - preguntó James antes de salir del dormitorio.

- Voy a sugerirle a Charlie y a Billy que se den un paseo por Weed esta noche.

Se pusieron todos en marcha y Oliver salió de Nidelty directo a la caseta de los guardianes. Mientras corría por las escaleras se prometía a sí mismo que en Weed se acordarían de él.

2 comentarios:

Ahola dijo...

Madre¡¡¡!!! Todo esto por un fiesta...

alumna de nidelty dijo...

y lo que queda, los erasmus se lo merecen y los que no son erasmus tambien......viva nidelty