viernes, 1 de mayo de 2009

CAPÍTULO 5: CACHIMBA Y MACARENA (9ª Parte)

Cansada de las técnicas de caza de hombres de Mona, Vera decidió salir de la fiesta para despejarse, había bebido demasiado y necesitaba ir al baño. Dando tumbos intentó encontrar los baños de Nidelty, de un pasillo a otro, con cara de felicidad y una risilla floja que la obligaban a encontrar el destino rápidamente. No lo consiguió, solo andaba y andaba por los pasillos de Faldon cuando de repente no aguantó mas y se escondió tras las primeras cortinas que encontró en su camino. Eran enormes, tupidas, bastante pesadas y muy suaves, hecho que sus delicadas nalgas británicas agradecieron al limpiarse. En ese momento, justo cuando salía con precaución de su improvisada toilet, escuchó muy cerca los berridos de Bridget que alegremente paseaba cantando.

- Eh! Bri!... ¿Donde vasss commmpañera? - intentó vocalizar Vera.
- Eh! amiga miaaaaaa....canta conmigoooo: Nooo, no puede caber aqui!!
- Noooo, no puede caber aquí, no puede caber aquiiii, jajajajaja - cantaron al unísono.

Y asi, Vera y Bri, abrazadas, siguieron andando, saltando y cantando su felicidad por los pasillos de Faldon, camino a ninguna parte hasta que, de repente, las sorprendió el profesor Hardis.


- ¡Jovencitas! ¿Qué horas son éstas de armar jaleo?
- No, no puede caber aquí, no puede caber aquí – cantan las dos.
- ¡Silencio! ¿De qué casa sois? - preguntó imperativo el Profesor .
- ¡All the Nidelty, All the Nidelty! - no podian evitarlo, la vena artistica invadia sus venas y cantaban las respuestas por boca del alcohol.
- ¿Quién es vuestro delegado?
- Percy – Repondió Vera
- Eso, Piercing – comento Bri
- Que no tía, que se llama Percy – aclaró Vera
- ¿Sabe él que estáis aquí? - el Sr. Hardis comenzaba a enfadarse, de veras.
- Uhmmmm, No – Vera
- Ssssí – contestó casi a la vez Bri
- ¿Quién es vuestro jefe de casa?
- Claaaaris, Claaaaris – comenzaron a gritar haciendo la ola.
- ¡Os he dicho que os calléis¡ ¿Habéis bebido?
- Agua – dice Bri
- Be water my friend... – apuntó Vera mientras señalaba al profesor con su dedo.
- Es evidente que estáis borrachas… ( esto es inconcebible)
- ¡Noooo! ¡no puede ser! – comenzó a gritar Vera de forma dramatica
- ¡Noooo! ¿Por qué yo? – Bri le siguió divertida.
- ¡Basta! ¡A vuestra habitación inmediatamente! Mañana hablaremos.


Usando la poca razón que les quedaba, marcharon cabizbajas y a paso lento hacia sus habitaciones. Sin abandonar su todavía despierta vocación, llegaron a Nidelty tarareando una marcha fúnebre.


Al llegar a la habitación comprobaron que Nadine estaba dormida placidamente mientras que Akane continuaba con sus ronquidos extraordinarios. Vera y Bri no los soportaban asi que se miraron y empezaron a reirse mientras avanzaban a la cama de Akane.

Intentaron no hacer demasiado ruido, apenas se oian sus risas y los "shhh" que entre las dos se dirigian para no despertarla. Cuando llegaron al cabecero, Bri le tarareó a Vera una canción al oído para que la cantaran, y ella asintió.


- A la de Tres... Una, Dos, Tres! – dijo Bri mostrando sus dedos.

Y al unísono las dos comenzaron a cantar:

“Nooooo, no puede roncar así, nooo, no puedo dormir así”.

Akane, asustaba, se despertó de repente, de muy mal humor y al ver a sus dos compañeras riéndose, las amenazó diciéndo:

- “Mañana os vais a enterar...” mientras se daba media vuelta y seguía durmiendo.

2 comentarios:

Ahola dijo...

La bebida es muy mala¡¡!!!!

Nadine dijo...

Si es que no sabeis beber!!