miércoles, 6 de mayo de 2009

CAPÍTULO 6: UN DÍA MÁS (2ª parte)

Vera dormía y soñaba pero todo iba a un ritmo tan vertiginoso que era una mera espectadora en el sueño. Pelotas, escobas, cortinas de terciopelo… una maraña de objetos inanimados que aparecían y desaparecían de su conciencia y al fondo, mirando a través de la ventana unas tromba de agua que se acercaba al castillo, las ventanas estaban abiertas y no era capaz de cerrarlas para no mojarse.

Bridget dormía plácidamente, su sueño era más tranquilo, estaba en una playa paradisíaca tomando el sol completamente desnuda, se encontraba tan relajada que no le importaba que el tiempo pasara. Sintió la necesidad de levantar la vista y se quedó congelada contemplando como un tsunami de veinticinco metros de altura iba a aplastarla. No podía levantarse, no podía huir.

- Levántate, levántate – cantaba Akane mientras les tiraba a ambas un cubo de agua literalmente helada por encima – dan ganas de levantarse con el agua de Akane.

Vera y Bridget se levantaron de la cama a gritos.

- ¡Estás loca! – gritó Vera.

- ¡Serás zorra! – vociferó Bridget.

- Dejad de gritar y levantaos ya de una vez, borrachas – contestó Akane mientras se reía malévolamente - ¿qué? ¿por qué me miráis así? Si yo “no puedo dormir así” vosotras “os vais a despertar así, sí os vais a despertar así” – cantaba mientras bailaba la conga.

- ¿Tú te has dado cuenta de lo mucho que roncas?- le preguntó Bridget a Akane mientras se secaba con una sábana.

- No me he escuchado nunca pero mi madre decía que algún día los succionaría – comentó tristemente.

- ¿Y no has pensado ponerle remedio? – inquirió Vera de mala gana mientras se quitaba el pijama.

- He intentado muchas cosas pero nada.

- ¿Has probado las gotas League? – curioseó Vera.

- ¿Y tú a meterte un zapato en la boca? – contestó Akane.

- Akane esto es serio – la riñó Bridget.

- No, no las he probado.

- Pues hoy será tu primera vez – sentenció Vera.

- ¿Habéis visto un calcetín? – preguntó Bridget – creo que lo he perdido, pero no sé dónde.

- No – respondió Akane - ¿dónde estuviste anoche?

- No lo sé – mintió Bridget - no me acuerdo. ¿Habéis visto a Nadine? –exclamó Bridget desviando intencionadamente la conversación.

Vera y Akane se encogieron de hombros, en ese momento Nadine entró en la habitación y vio el panorama.

- ¿Qué habéis hecho? ¿por qué estáis tan mojadas?

- Han tenido sueños húmedos – rió Akane.

Vera le lanzó un zapato a la cabeza a Akane y ésta lo esquivó.

- Oliver, Oliver, lánzame la pelota!!!! – se burlaba Bridget.

- Cálla guarra!

1 comentario:

Ahola dijo...

Vaya un vocabulario mas "barrio bajista"... Parece mentira que vayan a un colegio tan "vip"...