miércoles, 20 de mayo de 2009

CAPÍTULO 6: UN DÍA MÁS (8ª parte)

Los entrenamientos de los diferentes deportes comenzaron por la tarde y los alumnos estaban excitados ante la idea. Nadine esperaba que el profesor Butler no fuese demasiado duro, empezaban por la natación en el lago y de las tres modalidades que tocaba el triatlón era la que menos le entusiasmaba. Vera dividía la agitación que sentía entre pasar media hora a solas con Oliver y entrenar con el equipo de Nidelty por primera vez. Bridget se encontraba relajada pues había estado practicando unos ejercicios de concentración que le había recomendado Harry todo el verano y sabía que su puntería sería estupenda. Akane escondía algo porque estaba muy callada y no se burló de Vera.

Cuando Nadine llegó al lago había bastante alboroto. Se habían juntado los equipos de triatlón de las cuatro casas y también los de natación. Todos llevaban un albornoz, unas chanclas y gafas. Eva Roderick, que formaba parte del equipo de Triatlón de Weed, estaba deseando que Boromir Tirith se quitase el albornoz y lo miraba obsesivamente, el rubio de Wallace ni siquiera la miraba a pesar de saber que era el objetivo de sus sucios pensamientos. A Nadine le sorprendió ver allí a Akane.

- ¿Era esto lo que nos ocultabas en el dormitorio?- le preguntó.

- Yo… yo no oculto nada – se defendió Akane -. Es que…decidí que ya era hora de perderle el miedo al agua.

Alan Knightley la miraba subrepticiamente con el único ojo que le quedaba. Su compañero Ismael no paraba de hablar y lo estaba cansando así que se apartó de su lado y miró primero al lago, cuyas aguas se movían mansamente y después a las montañas neblinosas que lo rodeaban. Cuando volvió a mirar a Akane comprobó que continuaba hablando con Nadine.

- Mis padres murieron ahogados.

- Lo siento – se apresuró a contestar Nadine -. ¿Estás segura que ésta es la mejor manera?

- Sí… creo… no sé… a lo mejor debería irme.

En ese momento aparecieron Sean Butler y Seeley Abott, los entrenadores de Triatlón y Natación respectivamente y dividieron los grupos, supieron en ese momento que los entrenamientos de natación y triatlon en lago serían conjuntos.

- ¿Sabíais que Sean Butler fue Ironman dos años seguidos? – murmuró Boromir mientras huía de Eva Roderick.

A Nadine casi le dio un vahído al escucharlo y otro al ver el cuerpo de Boromir al quitarse el albornoz. Eva la vio y le deseó los doce dolores al ver que Boromir sonreía pagado de sí mismo por la admiración que despertaba.

Akane no tenía ganas de mojarse y se daba media vuelta para salir de allí cuando el entrenador Abott la cogió del brazo derecho y sin ningún miramiento la lanzó al agua. Akane comenzó a bracear desesperada y cuando empezó a hundirse alguien la sacó del lago, era el entrenador Abott.

- ¿Sabes nadar? – le preguntó, y al ver que ella no respondía se dirigió al resto de los nadadores - ¿quién la ayuda?

Alan se dirigió rápidamente a la orilla, si se quedaba más tiempo al lado de Ismael O’Kanne terminaría ahogándolo, aquel niñato no se callaba ni debajo del agua. Akane no le miró con buenos ojos cuando vio que el voluntario para ayudarla era el tuerto que la había mandado callar en la clase del profesor Finch.

- No necesito tu ayuda.

- ¿Ah no? – contestó Alan – juraría que te han tenido que sacar del agua porque te ahogabas.

Akane estuvo a punto de lanzarle unos cuantos improperios, pero se lo pensó mejor y quitándose el albornoz se lanzó de nuevo al agua. Después le dirigió una mirada asesina y le gritó:

- ¿A qué esperas cíclope? ¿a que te salga un ojo nuevo?

Alan sonrió y se tiró al agua dispuesto a hacerle unas cuantas aguadillas. Mientras tanto, no muy lejos de allí comenzarían los entrenamientos de Quiddittch.

1 comentario:

Ahola dijo...

Que chicas mas ocupadas¡¡!!!