lunes, 2 de noviembre de 2009

CAPÍTULO 13: PROTECCIÓN Y DEFENSA (4ª PARTE)

A la mañana siguiente, aunque era sábado y no había clases, Vera madrugó. Seguía preocupada por el partido de Quidditch entre Nidelty y Weed, no poder jugarlo la tenía angustiada, y, el ver que Oliver estaba tenso porque no encontraba un sustituto para ella no la ayudaba precisamente a serenarse. Quería hablar con él, pero no se atrevía, al igual que tampoco había reunido el valor suficiente para hablar con Percy y aclarar su situación. ¿Debía contárselo a Oliver?

- ¿Para qué Vera? – se preguntó a sí misma en un susurro -. Lo único que conseguirías es que Oliver le diera una paliza a Percy. O a lo mejor no, a lo mejor ya no le intereso.

- ¿Te encuentras bien? – le preguntó Mya -. Estás hablando sola.

- Hola Mya. Sí, me encuentro bien, lo que pasa es que no descanso muy bien últimamente.

- ¿Por el partido? – inquirió Mya -. No te preocupes Oliver ya tiene un sustituto. ¿Hablaste ya con él?

- No, y la verdad, no sé cuándo hacerlo. ¿Crees que debo hablar con él?

- Pues claro – exclamó Mya -. No soporto a Julian Warren, se cree el mejor y no es más que un engreído. Te dejo que por ahí viene tu hermano.

James sabía muy bien cuándo Vera dormía mal. La había observado desde la suspensión y sabía que no había descansado bien desde entonces.

- Hola, ¿cómo te encuentras hoy? – le dijo mientras le cogía la cara con ambas manos - . Te quedan muy mal las ojeras ¿sabes?

- ¡Suéltame! – se quejó – Estoy bien, ya se me pasará.

- No me engañas. ¿Desde cuándo no duermes bien? – preguntó mientras cogía un bollo para darle un mordisco.

- Es por todo – se lamentó -, el Quidditch, los exámenes… ya se me pasará – “¿se lo digo?” Se preguntó a sí misma.

- Por el Quidditch no te preocupes – contestó mientras masticaba - Oliver no quiere quedarse con Julian.

- ¡No hables con la boca llena! – lo riñó Vera.

James le hizo una mueca y las migas cayeron en la mesa.

- ¡Qué cerdo eres James!

- Lo sé – le dijo entre risas y Vera lo acompañó -. Así estás más guapa. No te olvides de ir esta tarde al entrenamiento. Aunque no vayas a participar, es conveniente que vayas. Además, será una oportunidad estupenda para que hables con Oliver.

- De acuerdo - contestó ella.

“Creo que antes debo hablar con Percy” pensó Vera “será mejor que lo vaya a buscar después del desayuno.

1 comentario:

Ahola dijo...

En menudo lio te has metido¡¡!!!!