miércoles, 25 de noviembre de 2009

CAPITULO 14: PACTOS (3ª Parte)

Hachan se enfrentaba al futuro con una sencillez severa. Era un soldado con cicatrices que, a pesar de su astucia, no se veía en otro papel. No deseaba ser Saumort. Dirigía sus fuerzas en su nombre y se daba por satisfecho con eso. Siempre había dejado las maquinaciones “políticas” a Bud Lote, que las entendía mucho mejor que él mismo.

Pero esa noche, su mente se había visto obligada a volverse hacia caminos diferentes a la batalla. El regreso de Lote, a quien suponía muerto, no debería haberlo molestado, pero Bud parecía haber cambiado de una manera que ni siquiera Saumort veía, parecía que tenía unos asuntos en mente diferentes a los de Saumort.

- Hachan, ¿por qué estás merodeando por aquí?

Hachan dio un salto y luego se maldijo a sí mismo en silencio por reaccionar de esa manera.

Como si saliera de las sombras, Bud Lote apareció delante de Hachan. Respiraba hondo mientras avanzaba.

- Cuesta respirar de nuevo – dijo Bud.

Los ojos de Bud atraparon la mirada de Hachan y lo inquietaron.

- Veo muchas cosas prometedoras en ti Hachan.

- Me conformo con servir a Saumort.

- Como yo, amigo. Le serviré de todas las formas que pueda si con eso su sueño se vuelve realidad.

- Por supuesto – asintió Hachan.

- Podrías servirle de una manera más apropiada para ti. Subirías puestos de mando.

La emoción recorrió a Hachan. Se vio a sí mismo dirigiendo ejércitos enteros en nombre de Saumort. Se imaginó su victoria sobre los enemigos, pero seguía sintiéndose inquieto.

- Perdona Bud, pero tengo cosas que hacer.

- Por supuesto, por supuesto.

Hachan se alejó a un paso acelerado sin mirar atrás y sin soltar la empuñadura de su daga.

Mientras tanto, en Elbow, había una reunión de hechiceros y elfos con hombres no mágicos pero conocedores de magia. Lord Kurt Raven, alcalde de Elbow, estaba de pie delante de la mesa en la que se reunía con los hechiceros. Era un hombre alto con un rostro serio.

- ¡Está claro que el origen de todo está en Faldon Rest! Concentraos en esa zona y dejadnos tranquilos – dijo un hombre al lado de Lord Kurt.

Lord Kurt alzó el brazo para que se acallasen las murmuraciones en la sala y miró a Xera Finch.

- Si no sois capaces de ver lo que viene, caminaréis hacia el ocaso – advirtió Xera Finch.

- Cuando llegue el momento, si llega, haremos lo que tengamos que hacer – sentenció Kurt Raven.

- Ese momento se acerca rápidamente – contestó Harrison Kingsley.

- Sabemos movernos con rapidez, mago.

- Supongo, pero hoy se ha abierto un portal para traer a alguien de regreso.

- ¿Cómo sabes eso? – preguntó Lord Kurt.

- Sentí las emanaciones. Si empiezan no pararan y será peor.

- Son malas noticias sin duda – afirmó Lord Kurt.

- Todavía hay alguna esperanza – dijo Xera Finch -. Aún es débil.

- Está bien, contad con nosotros. Pero no pensamos movernos de nuestra comarca.

2 comentarios:

kenshin dijo...

siguiendo la trama saludos ;D

Ahola dijo...

Seguir asi¡¡!!!