viernes, 20 de noviembre de 2009

CAPITULO 14: PACTOS (1ª Parte)

El ataque por sorpresa de Hachan en el Potro Trotador no fue casualidad. Los Guardianes del Concilio sospechaban desde hacia tiempo que Saumort tenia espías muy cercanos en Faldon.

Desde la última reunión se habían estado moviendo para buscar aliados. El Jefe de los centauros, Nemis, visitó la colonia Pensante del Desierto Blanco junto con algunos miembros de su manada. La colonia Pensante siempre había destacado por mantenerse neutral en todas las guerras pasadas pero ésta vez no podían quedarse al margen. Hachan La Vey no respetaba nada ni a nadie, conseguiría el anillo a toda costa incluso si tenia que aniquilar poblados diplomáticos como éste.

Nemis ofreció protección a los más de mil hobbits que habitaban la colonia a cambio de armarse y unirse a las filas de Faldon para combatir la ambición oscura. Después de varios días, Freddy Rocafria, el líder aceptó el trato.

Por otro lado, Bill Danag había conseguido con esfuerzo que su clan accediera a combatir. Los Tremere aunque muy organizados era un clan vampirico muy arrogante y leales a los Antiguos que nunca hubieran aprobado ninguna ayuda a otras razas. Pero los tiempos habían cambiado, ellos sobrevivirían al resto de la humanidad hasta la eternidad pero bien es cierto que la raza de los hombres el último siglo había sido parte importante cuando decidieron salir del ataúd y convivir con humanos en pacto permanente. Así que finalmente accedieron con algunas condiciones que expondrían en la próxima reunión de Aliados.

Por su parte los Volundir de Trenzor aceptaron sin dudarlo el pacto, los lazos de sangre que les unía con Xera Finch eran fuertes y leales.

Parecía que las filas de Faldon iban creciendo con nuevos aliados pero aun quedaba por ver si los hombres de Elbow estaban dispuestos a dejar sus tierras y arados para formar parte del nuevo ejército en ciernes de Summerfalls.

Apenas quedaba tiempo, mas allá de las rocosas Borgoren, Hachan recibía nuevas instrucciones de su amo y señor…

1 comentario:

Ahola dijo...

Guerra, guerra, guerra¡¡!!!!1