viernes, 5 de marzo de 2010

CAPÍTULO 19: Clandestino (3ª parte)

El aire se llenó de poder, la niebla fue más y más espesa y Nadine tuvo la sensación de estar respirando el humo de unas bengalas. Perdió el control de sus extremidades y habría caído al suelo sino hubiese sido porque Edward la tenía sujeta.

- ¿Eres tú? – logró preguntar Nadine entre susurros.

- Sí, pero calla.

Nadine calló y sintió la necesidad de meter la cabeza entre las piernas.

- ¡Madre mía qué niebla! – exclamó una voz femenina.

- Si quieres nos vamos a otro sitio – contestó una voz masculina.

- Sí, mejor, la niebla me cala los huesos.

Edward hizo desaparecer la niebla en cuanto se quedaron solos y Nadine emitió un suspiro de desaprobación.

- La próxima vez que vayas a hacer eso avisa por favor – lo amonestó Nadine.

- Lo siento.

- ¿Quiénes eran? - logró preguntar.

Edward sonrió entre dientes.

- Vera y Oliver.

Edward se separó de Nadine para salir de la torre. Nadine tenía que admitir que Edward era impresionante, la forma en que se movía tan seguro de sí mismo. De hecho le estaba prestando más atención a la forma en que se movía, la forma en que su ropa se ajustaba a él, o no lo hacía, como los vaqueros que llevaba, que eran lo suficientemente sueltos como para fantasear que se deslizaban y se caían. Aquello la sonrojó.

Entonces, antes de salir de la torre escuchó un lamento proveniente del bosque que hizo que se girara.

3 comentarios:

kenshin dijo...

un lamento... del bosque... q sera?

Ahola dijo...

Ahora ha esperar hasta al lunes¡¡¡!!!!!
PD.- Que ha pasado con el post del miercoles??¿¿¿ o estoy equivocada¡¡!!!

BridgetManson dijo...

bueno observacion Ahola...el miercoles toco descanso, jejeje