lunes, 7 de septiembre de 2009

CAPÍTULO 11: ALARMA (2ª parte)

- Parece un perro – susurró Luther.

- ¿Un perro? –le preguntó Wal - ¿has visto esas patas?

- ¡Hombre lobo! – exclamó Luther.

El animal tenía unos ojos dorados que desprendían una inteligencia perturbadora. Era negro como el carbón con una mancha blanca en el hocico. El lobo se tumbó y comenzó a transformarse. Wal y Luther se quedaron quietos esperando a que terminara porque sabían que podía ser peligroso. Cuando terminó, el hombre se levantó y Wal y Luther se relajaron.

- ¿Qué haces aquí Che? – preguntó Wal.

El hombre lobo levantó la mano pidiendo un minuto de respiro.

- Si no te das prisa vas a coger frío – dijo Luther mientras se reía.

Che le dirigió un gesto obsceno.

- Os fuisteis demasiado rápido y no había terminado de hablar.

- Ese “lobito” que va contigo tiene la culpa – se explicó Wal.

- Es lobo desde hace pocos meses, aún no sabe controlarse – contestó Che mientras hacía una pausa para coger aire.

- Como no acabes rápido te vas a congelar ¿te has dado cuenta de que estás desnudo? – continuó Luther.

- Seré rápido. Alguien de este castillo está pasando información acerca de los alumnos y sus habilidades, solo sé que es una mujer.

Luther y Wal se miraron sin asombro.

- No me sorprende – dijo Wal -. ¿Cómo lo sabes?

- El “lobito” tiene un buen oído – y acto seguido salió corriendo mientras se transformaba de nuevo en lobo.

Cuando se acercaron al castillo el jefe Philips iba en su busca acompañado de Harrison Kingsley. Wal y Luther les contaron lo ocurrido y el jefe miró al castillo pensativo.

- ¿Qué hacemos jefe? – preguntó Luther.

- Vosotros quedaros en el castillo esta noche – ordenó.

- ¿Cómo? – preguntó enfadado Wal - ¡Cuidando niños!

El jefe Philips le dirigió una mirada imponiéndole silencio.

- Vamos Wal- dijo Luther tirándole de un brazo -. Son solo unos niños.

1 comentario:

Ahola dijo...

Vaya, una mujer¡¡¡!!! Y "traidora" para mas inri....